Buscar

MUNDIARIO

La silla que necesitas si trabajas muchas horas sentado

Sentarse con una pierna cruzada bajo el cuerpo es posible con esta silla especialmente diseñada para eso
La silla que necesitas si trabajas muchas horas sentado
soul seat. /@mysoulseat
soul seat. /@mysoulseat

María Recondo

Colaboradora.

Quien trabaje en oficina o pase muchas horas al día sentado estará acostumbrado al cruce de piernas para cambiar de postura. Las personas tras pasar mucho tiempo en la silla sin moverse tienden a sentarse con una pierna cruzada bajo el cuerpo, y tras un rato así, cambian a la otra pierna. También pasa que llegan a cruzar incluso las dos porque estar sentado en una oficina tantas horas manteniendo la postura recta con las piernas hacia abajo y los pies apoyados en el suelo puede ser muy cansado. Sin embargo, colocarse así puede producir dolores de espalda a largo plazo por no mantener la columna en una buena posición y también calambres que hagan la jornada mucho más difícil de sobrellevar. Teniendo una pierna bajo el cuerpo nos vemos obligados a inclinar un poco el tronco para compensar el apoyo del peso y mantener el equilibrio, y de este modo la espalda se tuerce. Tras un rato, la postura se vuelve incómoda y en muchos casos lo que se hace para descansar esa pierna es flexionar la otra en su lugar. Torcer la espalda hacia los dos lados no compensa el trabajo que estamos dando a nuestra columna, sólo lo empeora porque pasa más tiempo en una mala pose.

Para este problema tan común en la sociedad actual, la empresa norteamericana Health by Design creó el asiento conocido como “soul seat”, que se traduciría como “asiento para el alma” en castellano. Se trata de una silla sin respaldo que cuenta con dos alturas. Uno de los factores que más incómodo hace a la larga el sentarse con las piernas cruzadas es la altura de las personas, pues muchas veces una silla convencional no tiene suficiente espacio para que alguien alto adopte esta postura de “descanso”. Soul seat no tiene reposabrazos, y de este modo las piernas de todo el mundo, independientemente de su estatura, podrían caber en cualquier dirección. Es casi más parecido a una banqueta que a una silla, pero está pensada para cumplir con la función de un asiento de oficina.

Tiene una parte más pequeña en la parte superior para sentarse que puede regularse para ajustar la altura de la banqueta a la que cada uno desee, y luego otra “plataforma” más abajo sobre la que se colocarán las piernas cruzándolas o doblándolas como cada uno quiera. Estas dos alturas permiten acomodarse e ir cambiando de postura sin cortar el flujo sanguíneo de las piernas ni chocar con respaldo y reposabrazos al cambiar de una pierna a otra.

Sillas soul seat. /@mysoulseat

Actualmente hay tan solo un par de modelos que se pueden personalizar en cuanto a color y material, pero a medida que la idea se popularice seguro que ampliarán la gama de productos para hacerlos también más asequibles. @mundiario