Buscar

MUNDIARIO

Sobre las semillas de cannabis y sus interesantes propiedades

Estudios recientes muestran resultados prometedores para la elaboración de potentes antibióticos a base de esta planta.
Sobre las semillas de cannabis y sus interesantes propiedades
Semillas de cannabis. / Ulrike Leone. / Pixabay
Semillas de cannabis. / Ulrike Leone. / Pixabay
Las semillas de cannabis son exactamente lo que su nombre sugiere: semillas. Éstas se usan para crecer marihuana, aunque contienen el mismo valor nutricional que las semillas de cáñamo.

Las propiedades de estas semillas las hacen valiosas para muchas industrias: Se vende en polvo para usar en batidos como usaría uno polvo de proteína, y también se exprimen para extraer su aceite, que además de propiedades medicinales es muy bueno para el cutis y utilizado ahora por muchas cosméticas.

Un detalle a considerar con las semillas de cannabis es que son de lo más orgánico que uno puede conseguir. Crecen muy fácilmente, así que no suele necesitar pesticidas ni otro tipo de químicos que se requiere con otras plantas para asegurar una buena cosecha. Tus semillas de cannabis son -aunque no lo digan- orgánicas, libres de pesticidas. Compra tus propias semillas y descubre por ti mismo lo fácil que es crecer esta planta. En Sensoryseeds puedes comprar semillas de cannabis.

Bajo la lupa

Estas maravillosas semillas tienen un valor nutricional tan diverso -y completo- que es difícil encontrar otro alimento que se le compare. Tiene la misma cantidad de proteína que la carne vacuna (por peso) y una pequeña ración te provee de una gran cantidad de minerales como magnesio, hierro, zinc, y otros. También está llena de vitaminas, particularmente las vitaminas b (niacina, riboflavina, tiamina, entre otras) y vitamina A. Dos cucharadas de estas diminutas semillas es casi como tomar un multivitamínico.

> La importancia del omega-3 es bien sabida. Este tipo de ácido graso es vital para nuestra salud -especialmente la de nuestro corazón y sistema circulatorio- aunque no seamos capaces de sintetizar a partir de otros ácidos grasos. En cambio, tenemos que consumir omega-3 en su estado puro.

Estas semillas contienen mucho omega-3, por lo que son ideales para mantener a nuestro cardiólogo contento. Además, contienen un tipo de ácido llama ácido gama-linolénico. Este ácido graso no solo es genial para mantener a raya los síntomas causados por la menstruación, sino que además ayuda a regular la secreción de hormonas.

> La leche hecha a partir de estas semillas es una de las mejores alternativas a la leche de vaca. Es naturalmente alta en calcio, contiene mucha proteína y, más importante, es muy rica. Aunque es difícil encontrar esta leche en el súper (y si la encuentras es demasiado cara), es muy fácil de hacer en casa. Simplemente remoja unos cincuenta gramos de semillas sin cáscara dentro de medio litro de agua y luego licúa todo durante unos minutos.

Pasa la leche luego por un colador o exprime con una tela para remover cualquier partícula sola y listo, leche de cannabis, súper sana y en menos de diez minutos.

> Para los vegetarianos o veganos, existen muy pocos alimentos tan ideales como la semilla de cannabis. Es más del 20% proteína. Y no cualquier tipo de proteína: Es proteína de la calidad más alta, conteniendo los 9 aminoácidos esenciales para nuestro cuerpo. Si algún día te llegases a aburrir del tofu, el seitán o la quinoa, estas semillas son una alternativa deliciosa y muy nutritiva.

En la cocina

Lo más fácil que existe es esparcir unas cuantas semillas de cannabis por encima de un yogur o un helado. Es una alternativa si no más sabrosa, más sana que el cacahuete. También queda muy bien en ensaladas junto con almendras. Si quieres darle un toque especial, las puedes tostar en la sartén. Pero, ¡Cuidado!, estas semillas tienen preciados ácidos grasos que, expuestos por mucho rato al calor, pueden degradarse.

> Mezcla semillas de cannabis, arándanos secos, almendras, pasas y semillas de calabaza para crear un mix que te energiza a lo largo del día. Contiene muy poco carbohidrato y muchas grasas buenas.

> Una vez le encuentres el gusto a la leche de cáñamo (si la pruebas, estarás enganchado de por vida) puedes comenzar a hacer tus propias versiones saborizadas. Una de las más deliciosas es una tipo chocolatada: semillas de cannabis, castañas de cajún, cacao y dátiles.

Otras ventajas

Pero las ventajas de comer semillas de cannabis no están limitadas a asuntos de vitaminas y minerales, proteínas y grasas.

Una de las otras grandes ventajas de estas semillas es la fibra: Con un 80% de fibra soluble, ayudan muchísimo a una buena digestión y a la regularidad. El 20% restante está constituido de fibra insoluble, que ayuda a alimentar tu flora intestinal. La fibra insoluble es clave para mantener una salud estomacal óptima. Además, una ingesta mayor de fibra ha demostrado ayudar a prevenir muchas enfermedades, como la diabetes. Es también recomendado para la obesidad y enfermedades cardiovasculares varias.

También son famosas sus propiedades antibacteriales. El cannabis y, en particular, el CBD. Estudios recientes muestran resultados prometedores para la elaboración de potentes antibióticos a base de esta planta. Una dosis diaria de semillas de cannabis ayuda a prevenir y combatir todo tipo de infecciones, a la vez que ayuda a tu sistema inmune a fortalecerse.