Sangre en las heces: lo que realmente te debe preocupar

Hay múltiples causas por las que podría haber sangre en las heces, por lo que podrían ser una señal de alarma.

Sangre en las heces: lo que realmente te debe preocupar

La hemorragia rectal puede estar asociada a la hemorragia del ano, el recto o el colon. Estas son las tres últimas partes del tubo digestivo. En muchos casos, cuando la sangre es de color rojo brillante, se debe a una hemorragia en la parte inferior del recto o del colon, mientras que una sangre de color rojo más oscuro es un signo de hemorragia en la parte superior del colon o en el intestino delgado.


También te podría interesar:

¿Conoces los alimentos que aumentan el riesgo de padecer cáncer?


Cuando la sangre es muy oscura, o de color negro, se asocia a hemorragias en el estómago u otros órganos del aparato digestivo.  Por ello, conviene conocer cuáles son las principales causas de hemorragia rectal.

Causas de hemorragia rectal

Entre las principales razones, se encuentran las siguientes:

  • Hemorragia interna: este tipo de hemorragias pueden producirse por lesiones importantes en alguno de los órganos gastrointestinales. Casi siempre ameritan cirugía y hospitalización.
  • Hemorroides: son vasos sanguíneos anales que se encuentran inflamados. Se pueden desarrollar en la parte interna o externa del ano y aparecen como protuberancias pequeñas que algunas veces sangran durante las deposiciones.
  • Cáncer de recto o de colon: este tipo de cáncer puede causar inflamación, irritación y sangrado. Tiende a progresar de manera lenta, por lo que, si se detecta a tiempo, se puede tratar.
  • Fístulas: se producen cuando una bolsa anormal o una abertura se desarrolla entre dos órganos adyacentes como, por ejemplo, el ano y el recto, o el ano y la piel.
  • Pólipos: son crecimientos no cancerosos, anormales. Cuando crecen en el revestimiento del colon o del recto, pueden causar inflamación, irritación y pequeñas hemorragias.  
  • Fisuras: se producen cuando los tejidos que recubren el colon, el recto, o el ano se desgarran, lo cual genera sangrado rectar y provoca dolor.
  • Prolapso: se da por el debilitamiento de los tejidos rectales. Es más usual en los adultos mayores que en los jóvenes.
  • Diverticulitis: tiene lugar cuando se desarrollan bolsas pequeñas llamadas divertículos en las paredes del colon. Son comunes y puede llegar a sangrar.
  • Infecciones de transmisión sexual (ITS): provocadas por las relaciones sexuales sin protección.
  • Colitis o proctitis: se produce cuando los tejidos que componen el recto se inflaman, lo cual genera sangrado y dolor.
  • Gastroenteritis: ocurre debido a las infecciones bacterianas, las cuales pueden provocar inflamación en el colon y el estómago, lo cual da paso a diarreas con mucosidad.

Las hemorragias rectales leves suelen ser comunes, sin embargo, muchas veces requiere de atención o tratamiento médico, sobre todo cuando el dolor es crónico. @isbeliafarias90210 en @mundiario

Sangre en las heces: lo que realmente te debe preocupar
Comentarios