Buscar

MUNDIARIO

¿Sabías que dormir más de 8 horas puede aumentar el riesgo de morir prematuramente?

Aquellas personas que duermen 10 horas diarias poseen un riesgo un 30% más alto de fallecer de manera temprana en comparación con las que duermen bien, es decir, la cantidad de horas y en el horario adecuado. 
¿Sabías que dormir más de 8 horas puede aumentar el riesgo de morir prematuramente?
Un hombre durmiendo. / RR SS
Un hombre durmiendo. / RR SS

Ibed Méndez

Periodista.

Para nadie es un secreto que los trastornos del sueño pueden ser realmente peligrosos para nuestra salud. Pero… ¿qué pasa cuando lo que ocurre es todo lo contrario? ¿Sabías que existe un punto en el que dormir (más de lo que deberías) también puede ser nocivo para ti? 

Aunque parezca increíble, estudios epidemiológicos de gran escala, publicados en el American Journal of Surgery, han demostrado que las personas que duermen demasiado aumentan considerablemente su posibilidad de morir de forma prematura.

En concreto, una investigación conjunta de las universidades de Keele, Manchester, East Anglia y Leeds, ha concluido que aquellas personas que duermen 10 horas diarias poseen un riesgo 30% más alto de fallecer de manera temprana en comparación con las que duermen bien, es decir, la cantidad de horas y en el horario adecuado. 


Quizás también te interese: 

Esto es lo que le ocurre a tu cuerpo cuando no duermes lo suficiente


 

Los expertos destacan que las causas principales de este problema son el derrame cerebral y las enfermedades cardiovasculares. ¿La razón? Sencilla: dormir más de lo necesario produce una sobreproducción de la proteína IL-6, lo que supone un aumento de los procesos inflamatorios.

Por desgracia, esto no es lo único por lo que debes preocuparte:

> Alteraciones metabólicas. Investigaciones internacionales han demostrado que las personas que no duermen lo suficiente suelen tener problemas de peso y, de acuerdo con un análisis de The Lancet, también existe una relación entre la obesidad y el exceso de sueño. Dormir demasiado se traduce en poca actividad física, y, a su vez, en alteraciones metabólicas, destacan los científicos. 

> El cerebro se pone lento. La cuestión es simple: el sueño prolongado crónico puede envejecer el cerebro. En esa línea, los especialistas sugieren que las personas que duermen demasiado tienen problemas con el funcionamiento mental básico.

> El estado de ánimo puede sufrir. La depresión y el sueño tienen una estrecha relación, según la ciencia. De hecho, se ha comprobado que las personas diagnosticadas con este trastorno suelen empeorar cuando no tienen un control sobre sus horas de sueño. 

Por último, el análisis destaca que otros procesos que pueden verse afectados por un descanso excesivo son la concentración, la memoria y la toma de decisiones. @mundiario