Buscar

MUNDIARIO

Reduce la celulitis con la ayuda de estos 3 ingredientes caseros

Lo ideal es combatir esta infección cutánea tan pronto aparece, ya que tiende a empeorar con el paso de los años.

Reduce la celulitis con la ayuda de estos 3 ingredientes caseros
Celulitis. / RRSS.
Celulitis. / RRSS.

Firma

Andrés Piedrafita

Andrés Piedrafita

El autor, ANDRÉS PIEDRAFITA, colabora en varias secciones de MUNDIARIO, donde fue coordinador general entre febrero y abril de 2019. @mundiario

Una de las principales preocupaciones de las mujeres es la celulitis. Ya sea que aparezca en los muslos, las piernas, nalgas o incluso el estómago, esta infección cutánea normal, también llamada piel de naranja, es un auténtico dolor de cabeza para algunas chicas, especialmente si aparece en la etapa de la adolescencia.

Las hormonas, la genética y un estilo de vida poco saludable son sus principales causas de aparición. Lo ideal es combatir la celulitis tan pronto aparece, ya que tiende a empeorar con el paso de los años. Por ello, hoy te presentamos 3 ingredientes caseros que te ayudarán a reducirla.

1) Exfoliante de café: para este tratamiento, mezcla un cuarto de taza de granos de café, tres cucharadas de azúcar y dos o tres cucharadas de aceite de coco, hasta que obtengas una masa consistente. Ahora, aplica la mezcla realizando masajes en la piel durante varios minutos, al tiempo que aplicas una presión firme. Puedes guardar la mezcla en un frasco de vidrio y repetir el proceso 2 o 3 veces por semana.

2) Pimienta de Cayena: este alimento ayuda a erradicar las células muertas de la piel y reemplazarlas con células sanas y fuertes. Su consumo regular, además, favorece a eliminar las toxinas del cuerpo y reducir la apariencia de la celulitis, sobre todo en los muslos. En un vaso de agua tibia, mezcla una o dos cucharaditas de pimienta de cayena en polvo, el jugo de un limón recién exprimido y una cucharadita de jengibre rallado. Puedes tomar un vaso una o dos veces al día durante unos meses.

3) Vinagre de sidra de manzana: mezcla este ingrediente con dos partes de agua y un poco de miel. Cuando tengas la mezcla, aplícala frotando sobre las zonas afectadas y luego enjuaga con agua tibia. Para este tratamiento, según la revista Mejor con Salud, se recomienda envolver la zona con papel de plástico y una toalla durante una hora, para después volver a enjuagar. @mundiario