Buscar

MUNDIARIO

Reaktor 6, un verdadero laboratorio sonoro

Es el kit de herramientas definitivo para una exploración sonora profunda y ofrece un procesamiento de señales puntero y un sonido de alta fidelidad. Crea a medida sintetizadores, samplers, efectos y herramientas de diseño sonoro.

Reaktor 6, un verdadero laboratorio sonoro
Reaktor 6. / future.music
Reaktor 6. / future.music

Cristina Goás

Colaboradora.

Reaktor es un programa propietario que implementa un estudio de música modular y gráfico. Desarrollado por Native Instruments, permite a los músicos e ingenieros diseñar y construir sus propios instrumentos, samplers, efectos y herramientas de diseño sonoro. Con él vienen incluidos muchos instrumentos listos para usar, desde emulaciones de sintetizadores clásicos a futuristas herramientas de diseño sonoro. Uno de las características llamativas de Reaktor es que todos los instrumentos pueden ser examinados y modificados libremente. Es una herramienta que fomenta la ingeniería inversa. Reaktor Session era una versión limitada del software que sólo permitía usar los instrumentos creados por otros, pero no modificarlos. La última versión del programa ha sido la 6.

Native Instruments es una compañía de tecnología que desarrolla software y hardware para producción musical y para DJs. En sus orígenes, la compañía era identificada solo por sus instrumentos en software, pero con el correr del tiempo comenzó a expandir su línea de productos, posicionándose también como desarrollador de instrumentos en hardware.

Las actuales líneas de productos de Native Instruments incluyen sintetizadores, samplers, procesadores de efectos, bibliotecas de sonidos, emulaciones de instrumentos acústicos, sistemas integrados de producción musical, lo que se conoce como grooveboxes e interfaces de audio, así como productos varios para DJs basados en computadora, incluyendo software, sistemas digitales de vinilo, controladores de hardware e interfaces de audio específicamente para DJs.

Native Instruments fue fundada por Stephan Schmitt y Volker Hinzen en el año 1996 en Kreuzberg, un distrito ubicado de la ciudad de Berlín, Alemania, donde aún hoy en día sigue funcionando su casa matriz. Posee dos sucursales: una en Los Angeles, California; y otra en Tokio, Japón.1​La compañía también tiene una sociedad con la tienda en línea Beatport.

Un sampler es un instrumento musical electrónico similar en algunos aspectos a un sintetizador pero que, en lugar de generar sonidos, utiliza grabaciones (o samples) de sonidos que son cargadas o grabadas en el mismo por el usuario para ser reproducidas mediante un teclado, un secuenciador u otro dispositivo para interpretar o componer música. Dado que estos samples son guardados hoy en día mediante memoria digital su acceso es rápido y sencillo. El pitch de un sample puede modificarse para producir escalas musicales o acordes.

A menudo los samplers incluyen filtros, modulación mediante low frequency oscillation y otros procesos similares a los de un sintetizador que permiten que el sonido original sea modificado de diferentes maneras. La mayor parte de los samplers tienen funciones polifónicas, esto es, pueden tocar más de una nota al mismo tiempo. Muchos también son multitímbricos, pudiendo tocar diferentes sonidos al mismo tiempo.

Max Richter es un galardonado compositor y productor británico, claro ejemplo del uso de la tecnología como elemento flexible y actual de que la música clásica se entrelaza a la perfección con el nuevo avance digital en el que estamos inmersos. Mientras crecía, sus experiencias musicales se repartieron entre su formación tradicional de conservatorio y su participación intensa en las escenas emergentes del punk rock y la electrónica. Hoy día, su música combina la estética minimalista de los compositores clásicos de principios de los 60 con las influencias electrónicas y eclécticas actuales. @mundiario