Por esto el consumo de vino reduce el desarrollo del Alzheimer

Copa de vino. / Mundiario
Copa de vino. / Mundiario
Investigadores aseguran que es evidente una asociación positiva entre el consumo de vino y la reducción de la tasa de mortalidad entre los enfermos de Alzheimer.
Por esto el consumo de vino reduce el desarrollo del Alzheimer

Un estudio Danés de Intervención en el Alzheimer (DAISY), publicado en la revista BMJ Open, reveló que el vino podría ayudar a frenar la enfermedad. Según los investigadores, en el estudio se demostró de que el hecho de consumir diariamente dosis moderadas de vino no sólo disminuyo el aceleramiento de la enfermedad, sino que incluso redujo el riesgo de muerte en aquellos pacientes que presentaban un estado leve de la enfermedad.

Ciertamente, hasta ahora se consideraba que el alcohol, incluso en pequeñas cantidades, resultaba perjudicial para las neuronas y en consecuencia se creía que aumentaba el desarrollo de las enfermedades neurodegenerativas. No obstante, el estudio realizado en Dinamarca sobre el efecto del consumo de vino en pacientes con Alzheimer dejó en entredicho esa tesis.

Sin embargo, los autores del estudio aseguran que todavía es demasiado pronto para aconsejar o desaconsejar la ingesta de vino en pacientes con Alzheimer. En esa línea, refieren que sí es evidente una asociación potencialmente positiva entre el consumo de vino y la reducción de la tasa de mortalidad entre los enfermos de Alzheimer y que se profundizarán nuevos estudios para confirmar los datos obtenidos.

El vino como reductor de riesgos

Ahora bien, los datos obtenidos por los especialistas daneses,  arrojaron que el consumo de dos o tres vasos de vino al día reduce en hasta un 77% el riesgo de mortalidad en pacientes leves de Alzheimer. Este punto fue independiente de otros factores como la edad, vivir solo, ser fumador, el género o la calidad de vida.

Por ello, infieren que si el alcohol afecta negativamente a las neuronas, ¿cómo es posible que estos datos indiquen un beneficio?. Al respecto, precisan que que una de las hipótesis apuntadas por los autores de la investigación es el componente social del consumo del vino.

Este elemento, según los expertos, sería más beneficioso para la estimulación cerebral que el efecto negativo del alcohol sobre las neuronas. Es decir, que tomar dos copas de vino al día implicaría realizar una actividad social que ayudaría a estos enfermos leves de Alzheimer a mantener activo su cerebro y retrasar el desarrollo de la enfermedad. @mundiario

Por esto el consumo de vino reduce el desarrollo del Alzheimer
Comentarios