Buscar

MUNDIARIO

Por esta razón nunca debes recargar tu botella de agua de plástico

Todos somos culpables, pero las consecuencias pueden ser muy perjudiciales para tu salud.

Por esta razón nunca debes recargar tu botella de agua de plástico
Botellas de agua. / Pexels.com.
Botellas de agua. / Pexels.com.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

La mayoría de nosotros no pensamos dos veces antes de rellenar nuestras botellas de agua de plástico. Después de todo, ¡todo es en nombre de la hidratación personal y es ecológico! Y no hay absolutamente nada dañino en una simple botella de agua, ¿verdad?

¡Incorrecto! Los expertos dicen que esa botella de agua de plástico podría hacer más daño a tu cuerpo que bien. ¿Por qué? Puedes agradecer al Bisfenol A (comúnmente conocido como BPA), un químico utilizado para fabricar plásticos, por sus problemas con el agua. Este químico dañino puede filtrarse en el agua y rápidamente desarrollar bacterias peligrosas en las grietas de la botella, esa es una de las razones por las que también debes mantenerte alejado de las pajitas, y las consecuencias para la salud son bastante graves.

Lamentablemente, muchas personas que compran botellas de agua de plástico lo hacen porque creen que están haciendo una elección saludable cuando lo contrario es más probable que sea correcto. Incluso los productos libres de BPA no son seguros ya que los fabricantes ahora están sustituyendo otros químicos estrogénicos, no tan conocidos, que pueden representar el mismo peligro para la salud humana. 

Estas sustancias químicas estrogénicas pueden tener un efecto negativo en el equilibrio hormonal de los seres humanos, pero los peligros potenciales de las botellas plásticas de agua no se detienen allí. En un estudio de 259 botellas plásticas de agua en la Universidad Estatal de Nueva York en Fredonia, los científicos descubrieron que el 93% de las botellas encuestadas tenían algún tipo de contaminación microplástica. Además, las botellas de plástico de un solo uso están hechas principalmente de tereftalato de polietileno, o PET, que es seguro de usar, pero no reutilizar; Estos plásticos pueden filtrar productos químicos en el agua si se calientan o rayan.

También hay que considerar el factor bacteriano. Lo que pasa con las botellas de agua es que, como todos los envases de bebidas, entran en contacto con nuestra boca y manos, que albergan muchos gérmenes. Sus aberturas son pequeñas, lo que hace que sean difíciles de limpiar. Esto, combinado con su ambiente húmedo, puede hacer que las botellas de agua sean un caldo de cultivo bacteriano.

Para hidratarse sin daño, los bebedores inteligentes deben evitar reutilizar las botellas desechables. En cambio, deben reciclarlos después de beberlos una vez; o, mejor aún, invertir en una botella de plástico libre de BPA o en una de vidrio o acero inoxidable. Hacerlo no solo beneficiará la salud, sino que también pueden ayudar al medio ambiente.  @mundiario