Buscar

Esta es la razón por la que no debes dormir con la luz encendida

La costumbre de dormir con las luces encendidas puede acarrear serias consecuencias para nuestra salud, además de hacernos gastar dinero extra innecesariamente, claro está.

Esta es la razón por la que no debes dormir con la luz encendida
Dormir con la luz encendida. / Arena Pública.
Dormir con la luz encendida. / Arena Pública.

Firma

Andrés Piedrafita

Andrés Piedrafita

El autor, ANDRÉS PIEDRAFITA, es cronista de la actualidad. @mundiario

Cuando cae la noche y llega la hora de dormir, la mayoría de las personas apagan las luces antes de irse a la cama y dejarse caer en los brazos de Morfeo. Sin embargo, puede que un día el sueño nos pille leyendo un libro, por ejemplo, y nos quedemos dormido con la luz encendida. A priori, no habría de que preocuparse, pero lo cierto es que esta costumbre de dormir con las luces encendidas puede acarrear serias consecuencias para nuestra salud, además de hacernos gastar dinero extra innecesariamente, claro está.

Esto se debe a que, de acuerdo a estudios científicos, la luz artificial interfiere en la actividad cerebral de los seres humanos y en consecuencia, en este caso, afecta la calidad del sueño. Es más, según Julio Cachay, médico internista de la clínica Ricardo Palma, en Perú, este mal hábito puede provocar un incremento de peso y afectar la memoria, así como también puede causar estados depresivos y cuadros de cansancio. No es poca cosa, eh.

Bajo este contexto, se llevó a cabo un estudio en Corea del Sur, publicada en la revista Sleep Medicina, en el que participaron diez voluntarios con patrones de sueños normales. La investigación se realizó en dos sesiones: en la primera, se invitó a las personas a dormir con la luz encendida, mientras que en la segunda lo hicieron a oscuras. A cada uno de los individuos, se les practicó una polisomnografía mientras dormían –en otras palabras, monitorearon sus comportamientos corporales durante el sueño– y los resultados fueron asombrosos.

En la primera sesión, el sueño de los diez voluntarios fue, evidentemente, menos profundo y sus desvelos más frecuentes. Resulta que la luz artificial activó las neuronas promotoras de la vigilia y durmió, en tanto, a aquellas asociadas al sueño. El estudio, pues, llegó a la conclusión de que la presencia de luz antes y durante del sueño, afecta significativamente a la persona originando problemas de insomnio.

En el caso de los niños, se entiende perfectamente que en algunos casos estos no logren conciliar el sueño si no es con una luz encendida. Lo importante aquí es conocer estar al tanto de las consecuencias que ello conlleva. Ahora que lo sabes, procura dormir con las luces apagadas desde hoy. @mundiario

loading...