Buscar

MUNDIARIO

Las clases de piano en Navidad son una opción perfecta para nuestros hijos

Las clases de piano tienen una parte lúdica para despertar el interés del niño, pero también ponen a prueba sus capacidades intelectuales y contribuyen a su desarrollo.

Las clases de piano en Navidad son una opción perfecta para nuestros hijos
Aprender a tocar el piano en Navidad es divertido y beneficioso para nuestros hijos.
Aprender a tocar el piano en Navidad es divertido y beneficioso para nuestros hijos.

Cristina Goás

Colaboradora.

Muchos padres quieren que su hijo aprenda a tocar el piano, al ser este sin duda el instrumento que más éxito tiene. Y la verdad las semanas de vacaciones navideñas pueden ser el momento perfecto, pues los niños están mas relajados y ociosos. Pero ¿de qué le sirven las clases de piano a un niño? ¿Qué pueden aportarle? 

En general, los niños que reciben clases de piano en una escuela de música o conservatorio sacan mejores notas en el colegio, ya que el piano no es solamente un pasatiempo, ni una actividad puramente práctica o lúdica.

El doctor Frances Rauscher, psicólogo de la Universidad de Wisconsin, y el doctor Gordon Shaw, físico de la Universidad de California, han demostrado mediante un estudio que los niños de corta edad que aprenden a tocar el piano y cantan obtienen mejores notas en el colegio. El procedimiento del estudio consistió en estudiar el comportamiento de cincuenta niños de entre 3 y 4 años. El estudio duró ocho meses. Se hicieron tres grupos de niños: un primer grupo de niños que recibían clases individuales de piano o de canto; un segundo grupo de niños que recibían clases de informática, y un tercer grupo de niños que no recibían clase de nada.

Durante los ocho meses de estudio, los niños de los tres grupos realizaron test de percepción del espacio. El resultado es inequívoco: el primer grupo obtuvo unos resultados superiores en un 31% con respecto a los otros dos grupos. Por tanto, la capacidad de percepción espacial está más desarrollada en los niños que reciben clases de piano (o de canto). Esta capacidad es la que interviene en el razonamiento abstracto. Cuanto más se desarrolle, más posibilidades hay de que el niño obtenga mejores notas en matemáticas o en ciencia.

En conclusión, podemos decir que el piano desarrolla en general la capacidad de aprendizaje de los niños.

Un niño que recibe clases de piano con un profesor adquirirá una mayor capacidad de concentración, ya que para progresar en piano hace falta trabajar y estar atento a lo que enseña el profesor. Aunque el piano sea una actividad lúdica, una actividad de ocio cuyo objetivo es disfrutar, las clases de piano también constituyen una forma de trabajo y requieren un esfuerzo. Un niño que reciba clases de piano antes de ser escolarizado será más disciplinado y estará más atento a lo que diga el profesor, debido a que, gracias a sus clases de piano, ya tiene experiencia de formación y ya conoce la relación profesor-alumno.

Marcarse objetivos es también ser capaz de imponerse a sí mismo una disciplina de trabajo, ser perseverante y esforzarse. Las clases de piano contribuirán a desarrollar su capacidad de motivación y de esfuerzo y le servirán durante toda su vida. En cierto sentido, las clases de piano suponen un aprendizaje de la vida. @mundiario