Buscar

MUNDIARIO

Si no quieres usar anticonceptivos hormonales o condones, estas son tus otras opciones

Aquí tres de los mejores métodos anticonceptivos no hormonales y bajos en hormonas.

Si no quieres usar anticonceptivos hormonales o condones, estas son tus otras opciones
Un DIU de cobre. / RRSS.
Un DIU de cobre. / RRSS.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

Hoy responderemos tus preguntas sobre cómo encontrar y usar métodos anticonceptivos no hormonales que no sean condones.

¿Cuáles son los mejores métodos anticonceptivos no hormonales que no son condones para las personas que no pueden tomar anticonceptivos hormonales debido a su historial de salud?

Cuando se trata de anticonceptivos, parece que un número cada vez mayor de personas está cambiando, o buscando cambiar a un método no hormonal. Puede que al principio elijan tomar la píldora no solo por razones anticonceptivas, sino para ayudar a regular los períodos difíciles o enfermedades como la endometriosis y el síndrome de ovario poliquístico (PCOS). En efecto, el cuerpo de cada persona es diferente y tendrá diferentes reacciones a las diferentes opciones anticonceptivas. Mientras que una persona podría tener calambres súper pesados ​​con un DIU (Dispositivo Intrauterino) de cobre, por ejemplo, otra podría no notar nada después de los primeros dos meses. 

Cabe señalar que los condones son el único método anticonceptivo que te puede proteger de contraer infecciones de transmisión sexual (ITS), aunque no pueden proteger contra todas las ITS. Entonces, si no eres monógama, mantener los condones además de estas otras formas de control de la natalidad puede prevenir tanto el embarazo como las ITS.

Aquí tres increíbles opciones no hormonales (y bajas en hormonas) para el control de la natalidad:

1. DIU de cobre

El DIU de cobre, que se vende bajo la marca Paragard, es una de las formas más efectivas de control de la natalidad y no contiene ni una sola hormona. El DIU es un objeto en forma de T de una pulgada de largo que se inserta en el útero a través del cuello uterino. Una vez que está allí, el Paragard es efectivo por hasta 12 años.

Si bien los métodos anticonceptivos hormonales previenen el embarazo al bloquear la ovulación, el DIU de cobre no hace nada para la ovulación, pero el cobre es tóxico para los espermatozoides y los óvulos, lo que significa que los espermatozoides no nadan hacia los óvulos, evitando así el embarazo. Pero no te asustes con la palabra "tóxico", pues es totalmente seguro, siempre y cuando no tengas una afección rara llamada enfermedad de Wilson.

Así que: es un método anticonceptivo que se establece, dura una década y no tiene hormonas. Los inconvenientes, sin embargo, no son insignificantes. Muchas personas que usan DIU de cobre informan sangrado y calambres más intensos durante sus períodos. Eso puede hacer que el Paragard sea insostenible para algunas personas, mientras que otros piensan que los pros superan a los contras.

2. DIU hormonal

Si bien la mayoría de los métodos anticonceptivos hormonales, incluida la píldora, el parche y el implante, colocan hormonas en todo el cuerpo, el DIU hormonal tiene una dosis muy pequeña de hormonas y se localizan solo en los órganos reproductivos. De hecho, cuando los investigadores analizaron la sangre en otras partes del cuerpo de usuarios de DIU hormonales, los niveles de hormonas eran tan bajos que eran básicamente indetectables. Como resultado, un DIU hormonal aún puede ser una opción, incluso para personas que han tenido malas reacciones o que tienen afecciones médicas que les impiden tomar otras formas de anticonceptivos hormonales.

El DIU hormonal se vende bajo cuatro marcas: Mirena, Skyla, Liletta y Kyleena. Tienen una duración de tres a cinco años, según la marca, y son una de las mejores opciones de anticonceptivos reversibles de acción prolongada (LARC) que existen actualmente.

3. Diafragma

Y ahora llegamos al método de barrera sin condón: ¡el diafragma! El diafragma es un método anticonceptivo de la vieja escuela. Es una copa de silicona poco profunda que se aplica con espermicida antes de insertarla en la vagina, donde se encuentra detrás del hueso púbico. Después de tener sexo con PIV, debes dejarlo durante seis horas para asegurarte de que el espermicida funcione. Luego, sácalo, lávalo y listo.

Necesitas un récipe para obtener un diafragma tradicional, porque el médico tiene que ajustarlo, pero también hay un nuevo diafragma de talla única llamado Caya que no requiere un ajuste.

Mientras que los DIU son excelentes porque no tienes que pensar en ellos, los diafragmas requieren mucho más trabajo y tienen un margen de error de usuario mucho mayor. Son 94% efectivos con un uso perfecto y 88% efectivos con el uso típico, según los expertos en control de natalidad de Bedsider.

Entonces, si bien no son los métodos anticonceptivos más efectivos, es uno de los menos intrusivos, y solo tienes que lidiar con eso cuando estás a punto de tener relaciones sexuales con PIV. Para las personas que no quieren usar un método anticonceptivo hormonal y no quieren pasar por el dolor de un DIU o simplemente no necesitan un método que sea tan duradero, un diafragma puede ser una gran opción.

Es genial que ahora tengamos tantas opciones, incluido el control hormonal de la natalidad, para ayudarnos a controlar si quedamos embarazadas. ¡Así que da gracias por más opciones anticonceptivas!   @mundiario