Buscar

MUNDIARIO

¿Qué colchón escoger?

Un buen colchón dura al menos 10 años, pero si el usuario nota que se levanta cansado o con dolores de espalda es suficiente señal para proceder a cambiarlo.
¿Qué colchón escoger?
Chica sobre una cama.
Chica sobre una cama.

Firma

Claudia Silver

Claudia Silver

La autora, CLAUDIA SILVER, es analista de tendencias y de moda. Escribe para Lifestyle y Motor en @mundiario

Según los expertos, una persona con una esperanza de vida promedio pasará un total 27 años durmiendo, es razón suficiente para saber cómo escoger un buen colchón y tener una mejor salud del sueño

Es importante seleccionar un modelo que reduzca los dolores de espalda, sea cómodo para todos los climas y ayude a descansar toda la noche sin interrupciones. Aquí se verán algunos consejos para comprar el mejor.

Tener en cuenta el largo y ancho del colchón

Antes que nada, es importante saber que no existe un santo grial de los colchones. La verdad es que hay muchas marcas y modelos de colchones baratos en opinionescolchones.com y en otras partes de Internet, lo que garantiza mayor variedad de opciones al comprar. De esta forma, cada consumidor deberá establecer algunas pautas primero, unas de ellas es el largo y el ancho.

Por regla, el largo debe ser al menos 10 cm más a la estatura del consumidor, en caso de las parejas, la referencia debe ser de la persona más alta. El grosor debe ser de al menos 15 cm, aunque si se trata de una persona un poco más pesada, se puede comprar un modelo más grueso para garantizar firmeza.

En cuanto al ancho se recomienda 90-110 cm para individuales, de 150-160 cm para matrimoniales y hasta 200 cm para el King size.

Tipos de colchones en el mercado

En el mercado de los colchones existe una gran variedad de tipos, sin embargo, en el momento de comprar, el cliente debe tener en cuenta el material con el que han sido fabricados. Según el catálogo de Pikolin, la clasificación se expresa de la siguiente forma.

> Espuma: Son los más baratos, también son los más manejables por que no pesan casi nada.

> Viscoelástico: Son muy flexibles y de muy baja firmeza, recomendados para clientes que sufren de dolores musculares o duermen de lado. 

> Muelles: Perfectos para personas con problemas lumbares. Son altamente firmes y traspirables. 

> Látex: Especiales para los que sufren de alergias y sensibilidad a los ácaros, estos especímenes no pueden anidar en este material. Además, son perfectos para los que se mueven mucho al dormir. 

¿Cuál es mejor, duro o blando?

Para disfrutar de todos los beneficios de dormir bien es importante que el consumidor sepa decidir bien el tipo de firmeza. No se trata de escoger algo demasiado duro o demasiado blando, porque ambos aspectos pueden afectar la espalda de diferentes formas. El secreto es encontrar algo intermedio.

Es necesario que la posición al dormir pueda repartirse en diferentes puntos, sin que exista un peso adicional del cuerpo en distintas zonas. En este sentido, es más recomendable que las personas con bajo peso, como de 60 hasta 75 kg escojan una firmeza blanda.

Para los que pesan más, lo recomendado es escoger colchones de firmeza más dura. Estos modelos son también más recomendados para las personas que tienden a dormir boca arriba.

Considerar la posición al dormir

Hablando de cómo duerme la gente, la posición al dormir también es un aspecto importante. Están las personas que duermen boca arriba, las que duermen de lado y boca abajo, también hay quienes alternan esas posiciones durante la noche. Para los que duermen boca arriba lo mejor es un colchón duro, como se ha explicado en el apartado anterior.

Para los que duermen de lado, la dureza debe ser intermedia, para garantizar un buen apoyo en los hombros y caderas. Para los que duermen boca abajo, los blandos protegerán el cuello y la columna. Los que se mueven mucho necesitan algo intermedio. En este caso, los de látex son los más recomendados.

Escoger una buena base para el colchón

Para garantizar un buen descanso, es importante hacer una buena combinación en la base. Existen distintos tipos, como los siguientes.

> Láminas: Perfecta para materiales poco transpirables, como látex o viscoelástico, garantizan buena ventilación.

> Tablas: Son ideales para los de tipo muelle, son firmes pero cómodas, no van muy bien con los de látex.

> Somier con muelles: Contrarrestan la dureza de algunos modelos, ofrecen suavidad y excelente ventilación, aunque tienden a hacer ruido.

> Articulados: Recomendado para materiales flexibles y para los que se mueven mucho o tienen que pasar mucho tiempo en cama.

¿Cuándo cambiar el colchón?

Por último, escoger un buen colchón no lo hará durar por siempre, así que es importante saber cuándo es el momento ideal para cambiarlo. 

Un buen colchón dura al menos 10 años, pero si el usuario nota que se levanta cansado o con dolores de espalda es suficiente señal para proceder a cambiarlo. Incluso si el deterioro no es visible, puede que haya perdido todas sus propiedades y ya no genere el soporte necesario, por lo que el proceso se vuelve a repetir.