Buscar

MUNDIARIO

Este práctico truco hará que la limpieza de tu hogar consuma menos tiempo

Porque no importa el tamaño de tu espacio, la limpieza profunda es un compromiso que casi siempre requiere más tiempo y energía de lo que crees.

Este práctico truco hará que la limpieza de tu hogar consuma menos tiempo
Una persona limpiando su casa. / Pexels.com.
Una persona limpiando su casa. / Pexels.com.

Sara Rada

Periodista.

Al principio, todo se siente genial, estás orgulloso de ti mismo por tomarte el tiempo para las tareas domésticas, las cosas huelen frescas, el sol brilla y luego, antes de que te des cuenta, han pasado dos horas, tus manos están secas y estás listo para dejar de limpiar, pero aún no has terminado con la cocina.

No importa el tamaño de tu espacio, la limpieza profunda es un compromiso que casi siempre requiere más tiempo y energía de lo que crees. Por ello es importante entender cómo hacer que el proceso sea menos lento.

Si bien no existe una fórmula mágica para un hogar impecable dividir tu rutina de limpieza podría hacer que parezca que va más rápido. Aquí está la esencia: en lugar de limpiar todo de una vez, dedica al menos una noche a la semana para una limpieza más rápida.

El truco es hacer una limpieza profunda periódicamente, pero hacer limpiezas más pequeñas y rápidas en el medio para que la casa se vea y se sienta bien. De esa manera, es menos probable que la suciedad y la mugre se acumulen en un verdadero desorden, y subconscientemente te entrenarás para ver que la limpieza es un hábito habitual y no una tarea temida.

Aquí están las áreas deberías incluir en tus limpiezas intermedias:

En la cocina:

- Aspira el piso (o haz un trapeado rápido).

- Limpia las encimeras.

- Limpia los lavabos.

- Transfiere los platos al lavavajillas si tienes alguno.

En la sala de estar:

- Limpia los alféizares de las ventanas.

- Aspira el piso.

En el dormitorio:

- Limpia los alféizares de las ventanas.

- Limpia tus sábanas (durante la temporada de resfriados y gripe, es muy importante hacerlo).

En el baño:

- Aspira el piso.

- Limpia las encimeras.

- Limpia los inodoros.

- Limpia los lavabos.

- Limpia los techos y las paredes (ya que el exceso de humedad tiende a acumularse allí).

Pruébalo esta semana y date una palmadita en la espalda este fin de semana.   @mundiario