Perder peso y ganar salud

Pesas.
Pesas de 2 kilos.

El ritmo de vida que llevamos o el lugar en el que vivimos dificultan a veces que podamos practicar ciertos deportes al aire libre. Sin embargo, los gimnasios se presentan como una alternativa muy accesible.

Perder peso y ganar salud

La llegada del verano suele venir acompañada de las ganas de perder peso. El calor, la playa y la ropa de verano nos llevan a preocuparnos por nuestro aspecto físico más que el resto del año. Pero, además, ésta es una buena oportunidad para mejorar nuestra salud, ya que una de las mejores formas de bajar unos kilitos pasa por practicar deporte. El gimnasio se convierte así en una de nuestras mejores compañías, aunque no la única. Los suplementos para bajar de peso en el gym pueden ayudarnos a lo largo de este proceso, en el que la alimentación será también una buena herramienta.

Hay quienes practican deporte todo el año, otros solo en circunstancias particulares. Hay a quienes les gusta de verdad y a quienes practicarlo les resulta un sacrificio. Lo cierto es que el deporte ha formado parte de la vida del ser humano desde tiempos inmemorables. La gimnasia, por ejemplo, era un clásico en la Antigua China y la natación formaba parte de la cotidianidad del Antiguo Egipto. El yudo, el yoga, el pilates, el fútbol, el baile… y una innumerable lista de deportes, más antiguos o más modernos, a los que podemos acceder hoy en día. Lo cierto es que, con el paso del tiempo, las maneras de practicarlos y la variedad de estilos ha ido en aumento, pero, en cualquier caso, el deporte sigue siendo una práctica muy presente en la sociedad.

El ritmo de vida que llevamos o el lugar en el que vivimos dificultan a veces que podamos practicar ciertos deportes al aire libre. Sin embargo, los gimnasios se presentan como una alternativa muy accesible en este tipo de circunstancias. Se trata de un espacio en el que podemos practicar numerosos ejercicios, dándonos la posibilidad de trabajar aquellos aspectos o zonas de nuestro cuerpo que queremos trabajar de manera específica. Esta es, sin duda, una de las grandes ventajas de los gimnasios. De este modo, si acudimos al gimnasio nos encontraremos diferentes máquinas que nos permitirán reducir nuestro peso y conseguir un mejor bienestar:

La cinta de correr: se trata de uno de los aparatos más eficaces, cuando se trata de perder unos kilos. Esto se debe a su capacidad para quemar grasas. Lo ideal es comenzar siempre con un pequeño calentamiento, simplemente caminando, para que nuestro cuerpo se active. Conforme va pasando el tiempo, podemos también ir aumentando la inclinación. Esto incrementará la intensidad del ejercicio. Eso sí, es muy importante que intentemos mantener el ritmo constante y no que hagamos esfuerzos que nos lleven de repente a tener que parar la práctica. Correr en la cinta incrementa nuestra sudoración, por eso es aconsejable que nos mantengamos hidratados antes y después de la práctica.

La elíptica: se trata de una especie de bicicleta en la que pedaleamos de pie. Aunque existen muchas maneras de utilizarla, lo más aconsejable si queremos perder peso es aplicar una intensidad entre media y baja. De esto modo estaremos quemando calorías que se corresponden con la grasa corporal, que son precisamente las que queremos eliminar. Podemos además ir alternando velocidades. Por último, es aconsejable intentar ser constantes y que practiquemos la elíptica varias veces a la semana, alrededor de unos 20 minutos cada vez.

>  El stepper o máquina de step: es una de las máquinas que más nos cuesta coger, ya que implica una gran concentración y esfuerzo. Sin embargo, el trabajo se verá recompensado ya que es una de las mejores formas de quemar grasa. Probablemente las primeras veces notemos agujetas, pero con el tiempo y con un buen calentamiento evitaremos esas molestias.

El remo hidráulico: para muchas personas esta máquina es la mejor solución para eliminar peso de manera progresiva. El motivo que justifica esta afirmación es el hecho de que el remo hidráulico permite poner en movimiento al 80% de la masa muscular. Cuando lo usamos, estamos movimiento músculos tanto de nuestras piernas como de nuestros brazos. Se calcula que, en una hora, se pueden llegar a eliminar unas 1000 calorías, lo que supone un gran porcentaje de las calorías que injerimos diariamente. Durante su utilización, es aconsejable realizar pequeños intervalos, entre los cuales podamos hacer mini-descansos que nos permitan recuperar las fuerzas. También es muy importante que nos mantengamos en una postura adecuada para evitar sufrir lesiones en la espalda, en los brazos o en las piernas.

Es importante recordar también que, para que nuestro cuerpo asimile todo el esfuerzo y deporte realizado a lo largo de la semana, necesita tiempo para asimilarlo. Por eso, de manera periódica, como por ejemplo los fines de semana, es adecuado hacer un descanso. Esto nos permitirá recuperar fuerzas y empezar la semana con las pilas cargadas de nuevo. Además, si acompañamos nuestra práctica deportiva con una buena alimentación, equilibrada y variada, los resultados adquiridos en el gimnasio serán más rápidos y visibles.

Perder peso y ganar salud
Comentarios