Pequeños, duros y muy sabrosos: los guisantes están ahora en su mejor momento

Guisantes. / Mundiario
Guisantes al estilo 'Miga'.

A la altura del codiciado guisante lágrima está el chícharo de Galicia. El de estos días nada tiene que envidiar al 'caviar verde'. Adrián Felípez de MIga lo tiene claro.

Pequeños, duros y muy sabrosos: los guisantes están ahora en su mejor momento

Anda el mercado revuelto por culpa del tiempo, y es que esta primavera que se nos escapa se parece más a un otoño que a los habituales días previos al ansiado verano. Y los productos de la tierra y del mar lo notan. Es por eso, quizás que las sardinas aún no están para mojar. Nos recordaba Adrián Felípez, el cocinero del Restaurante Miga en A Coruña, este dicho tan de nuestra tierra “En San Xoán, a sardiña molla o pan”. A una semana para la fecha, aún las sardinas no están para mojar, no tienen la grasilla suficiente para tal gesto larpeiro.

Así es que las que se encontró en la plaza, pocas y caras, no eran de su agrado. Sí se llevó Adrián del mercado unas judías muy tiernas, algo inusual para la época, pero que también achacamos a la climatología que nos está tocando este año. “Es porque está pasando algo”, cree Adrián.

Con esta visita a los productos del día comenzaba el programa Cocina de Mercado de Radio Coruña, dentro del Hoy por Hoy de Mayte González. Aprovechamos para echarle la culpa a esta cuestión climatológica para retrasar la operación bikini y por eso nos pareció una buena sugerencia un producto saludable como es el guisante.

Guisantes con trufa
Guisantes con trufa / Restaurante Miga.

Adoro esta leguminosa. No descarto que sea por el recuerdo de la infancia, al lado de mi abuela debullando como una loca cubos y cubos de guisantes. Sin contar los que que nos escapan eira abajo, otros muchos acababan en nuestros estómagos. ¡Qué placer ese crocante y fresco sabor de los guisantes recién desenvainados!.

“Los nuestros están llegando ahora”, nos comenta Adrián. Hace un mes nos llegaban de otras partes de España, como el guisante lágrima del Maresme, pero ahora ya tenemos aquí los primeros de nuestra tierra. Los que cocina él en Miga llegan desde Coristanco, “pequeñitos, aún no están formados de todo, tan duros, sabrosos y dulces. La verdad, bien ricos”.

Mencionaba Adrián el guisante lágrima, también conocido como caviar verde por su elevado precio debido a la cantidad de mata que se necesita para recolectar un solo kilo. Adrián lo compara con este que ahora está empezando a salir en Galicia. “Es momento de buscar al paisano que cultive guisantes y que nos guarde unos pocos de estos primeros, de los que casi no hay que cocinarlos, llega con darles un poco de calor y listo”.

Guisantes tiernos con langostinos
Guisantes con langostinos / Restaurante Miga.

Pero no vamos a desaprovechar a Adrián y por supuesto le pedimos que nos enseñe a cocinar los guisantes. Nos propone “una receta muy poco chic, como lo que solemos hacer en nuestra casa, que llamamos guisante ahogado”.

Tomad nota:

“Necesitamos un poquito de aceite o mantequilla. Yo lo hago con mantequilla. Ponemos un poquito de mantequilla, un poquito de cebolla tierna, dejamos que coja un poco de color. Le tiramos un poquitito de caldo de pollo y cuando se reduce tiramos los guisantes y tapamos. Esto va a generar un poco de caldito al que le vamos a poner una hojita de menta, una hojita de mejorana y un poquito de pimienta. Todo en muy pequeñas dosis. (Para una ración de una persona, unos 200 gramos de guisantes, una hoja de menta y media de mejorana).

Para rematar, le ponemos un huevo frito encima, o un huevo poché para adaptarnos a la tardía operación bikini...y ¡a mojar!"

Así de fácil, así de rápido y así de sano.

¡Cómo disfruta @tasteatandenjoy con estos momentos gastronómicos radiofónicos!

Ahora a ponerlo en práctica. Podéis escuchar aquí el programa, el jueves más Cocina de Mercado en Radio Coruña. @tasteatandenjoy

Pequeños, duros y muy sabrosos: los guisantes están ahora en su mejor momento
Comentarios