Las pausas en el teletrabajo no son para tomar café, sino para masturbarse

Una persona en teletrabajo. / Mundiario
Una persona en teletrabajo. / Mundiario

La oficina está en casa y muchas han cambiado, comenzando porque la pausa que se hace entre una tarea y la otra ya no es para tomar café, sino ¡para masturbarse!

Las pausas en el teletrabajo no son para tomar café, sino para masturbarse

Ya no hay supervisión de los jefes, así que… En las redes sociales están quedando al descubierto muchas prácticas con esto del teletrabajo y, una de las cosas que ha quedado en evidencia, es que las pausas ya no son para el café, sino para masturbarse.

La casa proporciona un lugar seguro y privado para hacerlo. Nadie sospecha y todos volvemos relajados al computador, pero, nadie imagina cuánto tiempo se ha dedicado a la intimidad.

Deseo sexual a cualquier hora

¿Será posible que la población trabajadora sea ahora más feliz? Antes estaban exhaustos, cansados, agobiados de muchas tareas, se les denominaba “multitask”, por todo lo que podían hacer, pero las cosas van cambiando.

No todo lo que ha traído la pandemia ha sido pésimo, al menos así lo confirman quienes se toman una pausa entre tarea y tarea para ir un rato a la cama y tocarse o, mejor aún, quienes hacen una videollamada fuera de la naturaleza laboral.

Es una nueva forma de responder al estrés

La mayoría de las personas que han comenzado a sumarse a esta tendencia dicen que lo hacen para disminuir el estrés. ¿Quién no se agobia con una reunión pesada o con las fechas de entrega que resultan aplastantes?


También te puede interesar:

Este truco te ayudará a dormir más rápido


 

Entonces, nada mejor que ir un momento a la cama y jugar, o al baño y abrir la ducha. Además de la sensación relajante del agua corriendo por el cuerpo, sabemos que bajo la ducha las sensaciones se pueden  multiplicar.

Una práctica por normalizar

Finalmente, esta es una nueva práctica que se ha incluido en el teletrabajo y que seguramente pronto se normalizará. Si alguien tarda en responder un correo, ya podemos imaginar la escena que está teniendo lugar.

Claro, también es posible que esté atendiendo otras tarea, pero, masturbarse durante la faena laboral ahora se está convirtiendo en una costumbre usual. ¿Qué tal meter las manos entre las piernas mientras se hace la lectura de un informe?

Los sondeos en las redes sociales han demostrado que es una práctica que, tanto hombres como mujeres llevan a cabo, pero las mujeres incluyen juguetes para hacerlo más divertido. ¿Quién quita si hay un poco de porno incluido? Y tú, ¿qué opinas de esta nueva práctica en el teletrabajo? en @mundiario

Las pausas en el teletrabajo no son para tomar café, sino para masturbarse
Comentarios