Los patrones de sueño podrían ayudar a identificar los primeros signos de Alzheimer

Objetivo: dormir bien. / Batanga
Objetivo: dormir bien. / batanga

Un nuevo estudio ha comparado las ondas del sueño en el cerebro con los niveles de las proteínas características de la enfermedad.

Los patrones de sueño podrían ayudar a identificar los primeros signos de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es la sexta causa de muerte en EE UU con 5.7 millones de estadounidenses que viven con ella. Si bien no existe cura, la prevención y el diagnóstico temprano son críticos para retardar la progresión de la enfermedad. A medida que los investigadores trabajan para comprender las causas de la enfermedad, que probablemente sea una combinación de influencias genéticas y de estilo de vida, también están descubriendo signos que pueden indicar el riesgo de que se produzcan en el futuro.

Sabemos que la mala calidad del sueño está relacionada con la enfermedad de Alzheimer, pero el razonamiento detrás de ella sigue siendo en su mayor parte desconocido. Para comprender mejor este enlace, un nuevo estudio publicado en JNeurosci comparó las ondas del sueño en el cerebro con los niveles de las proteínas características de la enfermedad. Encontraron que los patrones específicos de sueño en hombres y mujeres mayores pueden predecir qué proteínas del Alzheimer se acumulan más adelante en la vida.

La enfermedad de Alzheimer está asociada con un aumento de tau, una proteína en el cerebro que puede dañar nuestras células de memoria, así como con niveles más altos de β-amiloide, un componente de las placas amiloides presentes en los cerebros de los pacientes de Alzheimer.

Estas proteínas pueden estar presentes mucho antes de que la persona muestre un funcionamiento cognitivo deficiente, como la pérdida de memoria, lo que las convierte en marcadores esenciales para el diagnóstico temprano. El estudio encontró que una disminución en las ondas cerebrales lentas (necesaria para la construcción de recuerdos) se vinculó con una mayor cantidad de proteína tau, y una menor amplitud de la actividad de ondas lentas se relacionó con niveles más altos de β-amiloide.

Estos patrones de sueño son visibles en los EEG, lo que les permite actuar como indicadores tempranos de la enfermedad. Además, encontraron que menos sueño de las edades de 50 a 80 años estaba conectado a una acumulación de más proteínas.

Los hallazgos sugieren que los patrones de sueño en los cerebros de las personas mayores, así como su calidad de sueño a medida que envejecen, pueden indicar un riesgo de desarrollar Alzheimer. Saber más sobre este enlace abre la posibilidad de atención preventiva o diagnóstico precoz y resultados de salud potencialmente mejores.

"No espero que la monitorización del sueño reemplace los escáneres cerebrales o el análisis del líquido cefalorraquídeo para identificar los primeros signos de la enfermedad de Alzheimer, pero podría complementarlos", dijo Brendan Lucey, primer autor y profesor asistente de neurología y director del Centro de Medicina de Washington en un comunicado. "Es algo que podría ser seguido fácilmente con el tiempo, y si los hábitos de sueño de alguien comienzan a cambiar, eso podría ser una señal para que los médicos observen más de cerca lo que podría estar pasando en sus cerebros".

Además de evaluar los patrones de sueño, los niveles de proteína y monitorear el sueño, existen medidas preventivas de estilo de vida que puedes tomar a medida que envejeces. Sabemos que dormir de calidad es esencial para la salud del cerebro y puede reducir tu riesgo de Alzheimer, así que trata de mejorar tu experiencia de sueño con estos simples consejos.

Considera la posibilidad de incorporar más movimiento a tu rutina, ya que las investigaciones demuestran que el ejercicio favorece un funcionamiento cognitivo más saludable, incluida una mejor memoria y una mayor capacidad de atención. También puedes comer de una manera que apoye tu cerebro reduciendo la ingesta de azúcares y carbohidratos refinados junto con un aumento en la ingesta de grasas saludables y alimentos con alto contenido de fibra.

Si bien se necesita más investigación para determinar si evaluar la calidad del sueño es una opción viable para la detección temprana de la enfermedad de Alzheimer, es prometedor que puede haber una forma más fácil y menos invasiva de detectar la enfermedad en el futuro.  @mundiario

Los patrones de sueño podrían ayudar a identificar los primeros signos de Alzheimer
Comentarios