¿Padres enganchados al teléfono? 5 efectos negativos de la crianza distraída

Una persona sostiene un teléfono móvil en su mano. /  Jorge Henao.
Una persona sostiene un teléfono móvil en su mano. / Jorge Henao.

La crianza distraída es un concepto muy usado hoy día, pues cada vez son más los padres que no logran un enganche emocional con sus hijos debido al uso excesivo de las tecnologías.

¿Padres enganchados al teléfono? 5 efectos negativos de la crianza distraída

Los padres, algunas veces, dan más atención al móvil que a sus hijos. A esto se le conoce como crianza distraída, cuando las nuevas tecnologías atrapan totalmente al progenitor y este no prestan la debida atención a sus hijos. Esto no es algo que ocurre pocas veces, sino que es un hecho que se está suscitando con amplia frecuencia.

Los efectos negativos de la crianza distraída

A continuación, se resaltan algunas de las consecuencias que la crianza distraída puede ocasionar en los hijos.

  1. No ser el mejor ejemplo: el uso prolongando de la tecnología es nocivo para los más pequeños, pero ¿cómo se les puede pedir que no lo hagan si los padres son quienes más consumen tecnología? No podemos olvidar que los niños aprenden por imitación, es decir, de lo que observan a los adultos. El ejemplo todavía es la mejor prédica.
  2. Poca conexión: es necesario resaltar que en todos esos momentos de crianza distraída los padres están ausentes de la paternidad, pues no se les está dando la debida atención a los infantes, lo cual puede ocasionar una desconexión emocional con el padre, dado que el vínculo se pierde.
  3. Está asociado a la baja autoestima: cuando los niños observan que sus padres solo atienden sus teléfonos, ellos pudiesen interpretar que no son lo suficientemente importantes en las vidas de quienes les han dado el ser. Esto les puede afectar negativamente en su autoestima.
  4. Pueden tratar de llamar la atención: ¿son niños de alta demanda o son niños que buscan la atención de padres ausentes? Puede que sus comportamientos no sean los más certeros y comiencen a molestarse, no colaborar en tareas del hogar o retando para obtener atención.
  5. Se pierde la comunicación familiar: este es uno de los peores efectos negativos, pues, la mayoría de las redes sociales crean adicción generando la necesidad en el cerebro de estimulación continua, por lo que cuando los niños hablan de cosas nuevas, o que resulten poco interesantes a los padres, es posible que surja la desconexión tomando el móvil nuevamente. De igual modo, con la llegada continua de notificaciones, la comunicación familiar se pierde. @mundiario

 

¿Padres enganchados al teléfono? 5 efectos negativos de la crianza distraída
Comentarios