Multimasking: la última tendencia de las influencers

multimasking-mascarillas-faciales
Multimasking, mascarillas faciales. / RR SS

Se trata de un tratamiento de belleza que se ha popularizado a través de Instagram gracias a las influencers de moda. Consiste en aplicar en distintas zonas del rostro y en el mismo momento diferentes tipos de mascarillas dependiendo de las necesidades de tu piel.

Multimasking: la última tendencia de las influencers

Últimamente muchas nuevas tendencias de belleza vienen desde Asia, concretamente desde Corea del Sur. Si hace unos meses el mercado y la red se inundó con la Mascarilla Negra, y poco después desembarcaron las Máscaras de Tejido; en esta ocasión aterriza el Multimasking. ¿En qué consiste el Multimasking? Habiendo tantas mascarillas faciales a nuestro alcance, tanto recetas caseras y naturales como productos comerciales, es muy difícil decantarse por una que le vaya perfecta a nuestro rostro. Algunas son específicas para pieles grasas, otras para pieles secas, otras para pieles sensibles…etc. Todo un cocktail en el que perderse a la hora de elegir.

La razón principal por la que ninguna mascarilla facial es perfecta para tu piel es que la piel de nuestro rostro no es uniforme. En algunas zonas sufre de sequedad mientras en otras produce un exceso de grasa que nos genera otros males. Frente a esta situación se presenta el Multimasking, que no es más que aplicar diferentes mascarillas en diferentes zonas de la cara para tratar específicamente los males de éstas.

¿Cómo suele ser la piel del rostro? La barbilla, la nariz y la zona baja dela frente conforman lo que conocemos como la Zona T. Esta zona es la más grasa de toda la cara y es donde notaremos brillos de manera más intensa. También se trata de una región muy propensa a desarrollar espinillas. Por su parte el contorno de los ojos, la zona alta de la frente y las mejillas suelen ser zonas dela cara donde la piel sufre sequedad.

¿Cómo se hace una sesión de Multimasking? En primer lugar limpia tu rostro en profundidad con un limpiador facial. De esta manera facilitarás el trabajo de las mascarillas. Si tu piel es muy sensible puedes proteger el contorno de tus ojos y labios con un poco de crema hidratante antes de aplicar las mascarillas. Con una brocha para base fluida de maquillaje aplica unas Mascarilla de Carbón sobre las Zona T (barbilla, nariz  y zona baja de la frente). Las zonas secas de la cara, mejillas y zona alta de la frente, las trataremos con una mascarilla facial que aporte hidratación. Puede ser una mascarilla de aloe vera o una de arcillas, por ejemplo. Dejaremos actuar unos 10-15 minutos y lavaremos con abundante agua tibia. Repite esta sesión de belleza 3 veces por semana y ya verás cómo lucirás una piel de envidia.

Multimasking: la última tendencia de las influencers
Comentarios