Las mujeres autocompasivas tienen un menor riesgo de enfermedad cardiovascular

Una mujer meditando. / Pexels.com.
Una mujer meditando. / Pexels.com.

Según una nueva investigación, practicar la bondad es bueno para el cuerpo.

Las mujeres autocompasivas tienen un menor riesgo de enfermedad cardiovascular

Las mujeres de mediana edad que practican la autocompasión tienen menor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, independientemente de su presión arterial, resistencia a la insulina y niveles de colesterol. A pesar de lo que dicen los escépticos, ser amable con uno mismo no es una moda de la Nueva Era, y hay investigaciones que lo respaldan.

"Mucha investigación se ha centrado en estudiar cómo el estrés y otros factores negativos pueden afectar la salud cardiovascular, pero el impacto de los factores psicológicos positivos, como la autocompasión, es mucho menos conocido", dijo Rebecca Thurston, profesora de psiquiatría, ciencia clínica y traslacional, epidemiología y psicología en la Universidad de Pittsburgh en EE UU.

Las prácticas de atención plena, como la meditación, están ganando popularidad entre los adultos estadounidenses. Agotadas por un aluvión de factores estresantes en el trabajo y en su vida personal, las personas optan cada vez más por volverse hacia adentro para ayudar a controlar su estado de ánimo y sus emociones.


Quizá también te interese: 

Tomar vitamina D en dosis altas no reduce la enfermedad cardiovascular o cáncer


Durante la pandemia, los factores estresantes se han multiplicado, especialmente para las mujeres. La investigación de varios grupos en todo el mundo demuestra que las mujeres se ven particularmente afectadas por la pandemia prolongada: cuidan de los niños y parientes mayores y, a menudo, también son las que cuidan a otros adultos, ya que las mujeres componen gran parte de la fuerza laboral de enfermería de EE UU.

Practicar la atención plena y la autocompasión es una herramienta que los consejeros y psicólogos clínicos suelen sugerir a los clientes que están lidiando con estrés crónico. Se ha demostrado que estas técnicas son eficaces para controlar la ansiedad, la irritabilidad e incluso la depresión leve.

Pero, ¿estas prácticas tienen algún efecto fisiológico en el cuerpo? Thurston y sus colegas intentaron responder a esa pregunta inscribiendo a casi 200 mujeres de entre 45 y 67 años. Las mujeres completaron un breve cuestionario en el que se les pedía que calificaran la frecuencia con la que experimentan sentimientos de insuficiencia, si a menudo se sentían decepcionadas por sus defectos autopercibidos o si dan cariño y ternura en los momentos difíciles de la vida. Las mujeres también recibieron una ecografía de diagnóstico estándar de sus arterias carótidas, los principales vasos del cuello que llevan la sangre del corazón al cerebro.

Los científicos encontraron que las mujeres que puntuaron más alto en la escala de autocompasión tenían paredes de la arteria carótida más delgadas y menos acumulación de placa que aquellas con menor autocompasión. Estos indicadores se han relacionado con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular, como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, años después. Los resultados persistieron incluso cuando los investigadores controlaron los comportamientos y otros factores psicológicos que podrían influir en los resultados de las enfermedades cardiovasculares, como la actividad física, el tabaquismo y los síntomas depresivos.

"Estos hallazgos subrayan la importancia de practicar la bondad y la compasión, particularmente hacia uno mismo. Todos estamos viviendo tiempos extraordinariamente estresantes, y nuestra investigación sugiere que la autocompasión es esencial para nuestra salud física y mental", dijo Thurston. 

Los hallazgos fueron publicados por investigadores de la Universidad de Pittsburgh en Health Psychology@mundiario

Las mujeres autocompasivas tienen un menor riesgo de enfermedad cardiovascular
Comentarios