Buscar

MUNDIARIO

Mejora tu vista con estos sencillos ejercicios

El cuidado de nuestros ojos es tan fundamental como el de cualquier otra parte del cuerpo, especialmente, si eres de las personas que pasa muchas horas frente a un ordenador. ¿Sufres de vista cansada u ojos resecos?

Mejora tu vista con estos sencillos ejercicios
Mujer de ojos azules. / Pixabay.
Mujer de ojos azules. / Pixabay.

Firma

Andrés Piedrafita

Andrés Piedrafita

El autor, ANDRÉS PIEDRAFITA, colabora en varias secciones de MUNDIARIO, donde fue coordinador general entre los meses de febrero y abril de 2019. @mundiario

El cuidado de nuestros ojos es tan fundamental como el de cualquier otra parte del cuerpo, especialmente, si eres de las personas que pasa muchas horas frente a un ordenador. Y más aún, cuando vivimos en un mundo 2.0 que nos exige el uso de la tecnología la mayor parte del tiempo. Consecuencia de ello, puedes sufrir de la vista cansada, dolor en los ojos, el simple hecho de ver puntos negros en el ambiente. Estos, son sólo algunos de las señales que te indican que algo anda mal con tu visión.

De ahí, la importancia de entrenar la vista, para mejorarla y optimizar su funcionamiento. Para ello, podemos realizar cualquier de los siguientes ejercicios que, a continuación, te presentaremos. Pero antes, debes saber que no existen ejercicios para corregir ni mejorar los problemas de vista por defectos refractivos producto de las malformaciones oculares.

De igual forma, cabe señalar que, evidentemente, los ejercicios a realizar si nuestra vista es correcta no son los mismos que si sufrimos de miopía o tenemos astigmatismo. Los siguientes ejercicios pueden hacerse cada día y tan sólo toman unos pocos minutos. Desde luego, notarás un alivio si sufres de la vista cansada o de ojos resecos:

1) Cierra los ojos tan fuerte y tanto como puedas durante 5 segundos y ábrelos durante otros cinco segundos. Puedes repetir el procedimiento varias veces.

2) Parpadea constantemente: este ejercicio consiste, básicamente, en pestañear repetidamente durante 2 o 3 minutos. Dentro de los beneficios que de esta práctica se derivan, encontramos la normalización de la circulación sanguínea intraocular.

3) Toma cualquier objeto con una de tus manos y estira al máximo tu brazo. Luego, lentamente acerca tu mano a la nariz sin perder de vista, de modo tal que lo tengas siempre enfocado. Puedes repetirlo un par de veces.

4) Frota tus manos limpias hasta que sientas calor en las palmas. Inmediatamente, cierra los ojos y cúbrelos con tus manos, pero sin presionar, de tal forma que la nariz quede libre para respirar. Eso sí, procura que la luz no se cuele entre los dedos. Visualiza una profunda oscuridad y céntrate en ella durante unos 3 minutos. Combina con una respiración profunda.

5) Cambios de mirada: primero, con tus ojos abiertos, dirige tu mirada hacia arriba y abajo, izquierda y derecho y luego dibuja un circulo. Luego, repite lo mismo con los ojos cerrados. Hazlo 3 veces.

6) Masajes ojos: cierra tus ojos y dales un muy suave masaje con las yemas de tus dedos durante 2 o 3 segundos. Para ello, debes presionar con suma suavidad y delicadeza los párpados superiores con 3 dedos de cada mano. Se aconseja repetir este ejercicio unas 3 veces. @mundiario