Mantén hidratada tu piel en la temporada de otoño-invierno con estos 3 nutrientes

Mujer cuidando su piel. / RR SS
Mujer cuidando su piel. / RR SS

Tenemos una noticia: si no estás compensando la hidratación y la capa de lípidos de tu piel internamente, es posible que todas esas cremas y tónicos tópicos no sean suficientes. 

Mantén hidratada tu piel en la temporada de otoño-invierno con estos 3 nutrientes

Por si no lo sabías, el soporte interno de la piel es a menudo la parte que falta en ese rompecabezas de piel luminosa que tanta gente se pierde. Por lo tanto, si tu piel comienza a secarse y deshidratarse a medida que el clima invernal comienza a aparecer, es posible que desees buscar estos nutrientes para consumir y no solo para aplicarlos en tu cutis.

1. Fitoceramidas

Las ceramidas son lípidos que se encuentran naturalmente en la piel y que ayudan a formar la barrera cutánea. Se pueden complementar con versiones derivadas de plantas, llamadas fitoceramidas. Si bien no es un nutriente tradicional como una vitamina o un mineral, este bioactivo es un fitonutriente esencial para la piel. 

Investigaciones muestran que ingerirlas puede mejorar los niveles de humedad. En un estudio, los participantes con piel seca que tomaron un aceite de extracto de trigo rico en fitoceramidas durante tres meses vieron una mejora de hasta un 35% en la hidratación de la piel. En otro estudio, los participantes vieron una mejor hidratación de la piel después de sólo 15 días. 

Ya sea que estés buscando combatir la piel ya deshidratada o ser proactivo contra la sequedad, las ceramidas son un fitonutriente específico para aprovechar. También se pueden ver los beneficios estéticos: la investigación muestra que la suplementación con fitoceramida mejora la tersura y elasticidad de la piel en solo unas semanas. 

2. Ácidos grasos

Hay una razón por la que los dermatólogos alientan a las personas a comer cosas como salmón y aguacate para tener una piel radiante: están llenos de ácidos grasos que proporcionan los componentes básicos para los lípidos y las membranas celulares de la piel. Las investigaciones muestran que consumir grasas saludables, como el omega-3 ácidos grasos, pueden ayudar a tu piel a través de fotoprotección antioxidante, hidratación e incluso ayudando a calmar la piel reactiva. 

3. Antioxidantes

Los antioxidantes neutralizan los radicales libres que deterioran la función de barrera y pueden conducir a una mayor pérdida de agua transepidérmica. Afortunadamente, tener una dieta balanceada llena de frutas y verduras brillantes y verduras de hoja verde puede proporcionar una dosis saludable. 


Quizá también te interese: 

Esta es la cantidad de salmón que debes comer para obtener suficiente astaxantina


Tomar opciones específicas, generalmente a través de suplementos, también pueden abordar específicamente los problemas de hidratación y piel. Por ejemplo, se ha demostrado que la astaxantina (otro fitonutriente único) mejora la elasticidad, los niveles de hidratación y el tono de la piel, al mismo tiempo que protege la capa de colágeno de la piel. Una investigación sobre el extracto de fruta entera de granada (concentrado en fitonutrientes polifenólicos) encontró que el extracto de granada aumentó la resiliencia de la piel contra los rayos UVB, así como cambios positivos conferidos al microbioma de la piel.   @mundiario

 

 

Mantén hidratada tu piel en la temporada de otoño-invierno con estos 3 nutrientes
Comentarios