Un macabro juego entre mujeres

Protesta de Femen.
Protesta de Femen.
¿Machista yo? ¿Qué harías sin tu hombre y tus privilegios? Exiges un sueldo paritario, cuando yo mi derecho a la vida. / Relato literario
Un macabro juego entre mujeres

¿Que si soy machista? Soy mujer, huérfana y apátrida, de modo que mi opinión puede valerte de mucho, al menos en tus apuestas cotidianas. ¿Es retrógrado apoyarse en los hombres? ¡Ay, si de ti dependiera mi porvenir! Ellos me llaman guapa cuando tú dices querer partirme la cara, y sin embargo le pediste mis rasgos al cirujano... ¡De los cuales te ríes!

No obstante, mi risa es sincera, no una estrategia. Y es que creo que perteneces a una red de solidaridad femenina que quiere cobrarse víctimas, llenar los bolsillos y tener sexo asegurado. Yo, por otra parte, hago todo lo que puedo, pero necesito a los hombres, de los cuales te aprovechas para sumirme en la miseria.

¡Eres tan cobarde, que engañas a tu hombre! Y me mientes a mí, y cuela, y te quedas con todo de tu parte. Porque tu vida te la han dado hecha, pero vas a por más. Me llevarás por delante ya que no puedes conmigo.

¿Machista yo? ¿Qué harías sin tu hombre y tus privilegios? Exiges un sueldo paritario, cuando yo mi derecho a la vida. ¿Le llamas discriminación a tu vida sexual?

Se nota que tú no eres huérfana ni oriental, ni cuentas con mi destreza, pero te han enseñado a aprender: soy toda tuya.

Hoy en día, la mujer es protagonista, pero te encargas de que a mí no me traten como tal. Con tus sucias palabras, extorsiones sexuales y alguna que otra inversión.

La mujer es lo que es, a pesar de que yo también lo soy. Yo reconozco que necesito a los hombres, pero tú no reconoces tu envidia.

Viene ahora la solidaridad femenina en forma de eufemismos en los grupos de chat, en los que de repente eres estrella: ya que somos todas iguales.

Y ya que somos todas iguales, ¡consiénteme! Cree que soy tu hija o un perro vagabundo, respétame, no me agredas. No lo hagas evidente. Cuando lo quieres todo, te acuerdas de mí; cuando te des cuenta, me habré alejado. Pero tú nunca me olvidarás... Sea como sea, me harás tuya. @mundiario



  

    

Un macabro juego entre mujeres
Comentarios