Las lampreas van al mar desde el río en mayo y no regresan hasta enero

Diversas_lampreas_opt
Lampreas, Aquarium Finisterrae, A Coruña. / RR SS.

Los que disfrutan de este caro manjar esperan pacientemente el inicio de la corta temporada. Esperemos que la pandemia permita desplazarnos a degustarla en su entorno de pesca.

Las lampreas van al mar desde el río en mayo y no regresan hasta enero

La lamprea es un pez antediluviano, antes de los dinosaurios. De feo aspecto mide de 25 a 40 cms. No tiene mandíbulas, en su lugar tiene una boca circular en forma de ventosa, que les permite pegarse a los peces y succionar su sangre, con orificios branquiales a los lados de la cara.

Las lampreas nacen en los ríos y van al mar durante tres años, cuando los ejemplares son adultos vuelven para procrear al lugar de su nacimiento, entonces el macho rodea con su cuerpo la cabeza de la hembra y la aplasta hasta desovar. Recuerdo haberla visto en una pecera con su boca redonda pegada al cristal y su cuerpo rígido paralelo al fondo.

Se pesca desde la época de los romanos en los meses de enero a mayo, actualmente en dos ríos de Galicia: el Miño en Arbo y As Neves y en el Ulla en Herbón (Padrón). Para pescarlas se utilizan pesqueiras pilares en el río con una red al final. Para los romanos era un bocatto di cardinale.

Si usted tiene la oportunidad o suerte de encontrarse estos días en los alrededores de la villa de Padrón, A Coruña, no deje de darse un festín gastronómico, pruebe la exquisita lamprea a la bordelesa y la famosa empanada de lamprea de Padrón.

La villa de Padrón celebra las VII Xornadas Gastronómicas da Lamprea desde el 5 al 14 de Marzo. En Padrón estos días ya puede degustar la exquisita lamprea a la bordelesa, puede visitar alguno de los siete restaurantes que estos días ponen de diversas formas la sorprendente lamprea, como Chef Rivera o en Casa Farrucán.

La forma tradicional de prepararla es a la bordelesa, guisada en su propia sangre con vino y plantas aromáticas. Otra forma de prepararla es el plato estrella de la villa: la famosa empanada de lamprea.

La lamprea no deja lugar a término medio: o para uno es uno de los grandes manjares que se pueden pedir en pescado o el rechazo es absoluto por su feo aspecto externo.

Probé las primeras en Padrón, pero tengo un buen recuerdo de ir  As Neves a degustarla expresamente, carne blanda, sabor muy intenso y acompañada de un vino tinto de la Ribeira Sacra, vino de uva Mencía nacida en las laderas del Miño. @mundiario

Las lampreas van al mar desde el río en mayo y no regresan hasta enero
Comentarios