Investigadores señalan que nuestro sueño puede mostrar lo arriesgados que somos

Parálisis del sueño. / Econsejos.com
Parálisis del sueño. / Econsejos.com

Según los investigadores, es importante comprender mejor los mecanismos que conducen a la propensión a las conductas de riesgo. 

Investigadores señalan que nuestro sueño puede mostrar lo arriesgados que somos

Cada persona tiene su propio perfil de sueño individual que puede identificarse por la actividad eléctrica del cerebro durante el sueño. Investigadores de la Universidad de Berna ahora han demostrado que las ondas cerebrales durante los períodos de sueño profundo en un área específica del cerebro pueden usarse para determinar el grado de propensión al riesgo de un individuo durante su vida cotidiana.

Todos los días tomamos innumerables decisiones en las que asumimos diferentes riesgos: en el tráfico, al comprar acciones o en nuestro comportamiento sexual, por ejemplo. La propensión al riesgo varía de un individuo a otro y, los investigadores dirigidos por Daria Knoch, profesora de neurociencia social en la Universidad de Berna, han demostrado que las pistas en el cerebro relacionadas con la propensión de un individuo al riesgo se pueden recopilar mientras dormimos. 

"Cuantas menos ondas lentas tenga un individuo sobre su corteza prefrontal derecha durante sueño profundo, mayor propensión al riesgo. Entre otras funciones, esta región del cerebro es importante para controlar los propios impulsos”, explica la neurocientífica. 

Investigación del sueño en el hogar 

Las ondas lentas ocurren durante el sueño profundo e indican una buena calidad y regeneración del sueño. La distribución topográfica de las ondas lentas en el cerebro es muy individual y muy estable a lo largo del tiempo. Esto significa que cada individuo tiene su propio perfil personal de sueño neuronal. Para determinar si este perfil revela algo sobre la propensión de un individuo al riesgo, el equipo de investigación estudió a 54 "buenos dormidores", que normalmente duermen de siete a ocho horas. Estos se identificaron utilizando actígrafos, que rastrean los patrones de movimiento durante el sueño porque “el perfil individual de ondas lentas solo puede interpretarse correctamente durante el sueño normal", explicó la líder del estudio, Lorena Gianotti.

En el siguiente paso, los datos del sueño se recopilaron en el hogar de los participantes mediante un sistema polisomnográfico portátil con 64 electrodos colocados en el cuero cabelludo. "La medición ininterrumpida de la actividad cerebral durante el sueño en un entorno familiar y la alta densidad de datos recopilados por los 64 electrodos son bastante raros como constelación en la investigación del sueño. Esto permite que los participantes duerman de forma natural y nos permite recopilar una gran cantidad de datos", explica la estudiante de doctorado y primera autora, Mirjam Studler.

Sueño menos profundo en la corteza prefrontal derecha

Estos datos son muy significativos: los participantes que muestran una menor actividad de ondas lentas sobre su corteza prefrontal derecha generalmente muestran una mayor propensión al riesgo que las personas con más actividad de ondas lentas. La propensión a correr riesgos se obtuvo en un juego de computadora en el que podían ganar dinero real: los participantes tenían que decidir qué tan lejos conducirían un automóvil sabiendo que en algún momento aparecería una pared con la que el automóvil chocaría. Cada metro conducido les hizo ganar más dinero, pero también aumentó su riesgo de chocar. 

La investigación en economía de la salud ha demostrado que el comportamiento de riesgo puede tener consecuencias financieras relacionadas con la salud considerables. Según los investigadores, es importante comprender mejor los mecanismos que subyacen a la propensión a las conductas de riesgo. "Nuestros hallazgos se pueden incorporar en intervenciones específicas. Los investigadores del sueño ahora están desarrollando técnicas para modular específicamente las ondas lentas", dice Daria Knoch.

Los resultados se han publicado recientemente en la revista NeuroImage @mundiario

 

 

Investigadores señalan que nuestro sueño puede mostrar lo arriesgados que somos
Comentarios