Buscar

MUNDIARIO

Hongos en los pies: si no los tratas regresan

Con un correcto tratamiento del pie de atleta, combinado con las medidas de prevención que vamos a explicar, podrás decirle adiós a los hongos para siempre. 
Hongos en los pies: si no los tratas regresan
Pie de atleta. / Dr. Scholl
Pie de atleta. / Dr. Scholl

Firma

Claudia Silver

Claudia Silver

La autora, CLAUDIA SILVER, es analista de tendencias y de moda. Escribe para Lifestyle y Motor en @mundiario

Si estás acostumbrado a pasar tiempo en piscinas, saunas o duchas públicas, quizás te haya tocado lidiar con algo muy desagradable y molesto: los hongos en los pies. Aunque no son una infección peligrosa en principio, sí es altamente común en este tipo de ambientes, y lo que es más importante: muy contagiosa. 

Por eso es esencial saber reconocer rápidamente los hongos en los pies y tratarlos para deshacerse de ellos. En este artículo te vamos a hablar de lo que debes saber para reconocer el pie de atleta y cómo tratarlo para que no evolucione y cause daños mayores.  

Los hongos: contagiosos y recurrentes

Los hongos viven entre el tejido muerto de la piel y se reproducen mejor en ambientes húmedos y cálidos. Se pueden contagiar por contacto directo entre pieles infectadas, pero es mucho más común infectarse a través de objetos que han estado en contacto con una persona infectada. Por ejemplo, al compartir calzado, toallas o incluso al pisar el mismo suelo que ellos, sobre todo si este está húmedo. Por eso, para evitar los hongos debemos evitar ir descalzos en entornos públicos y húmedos o compartir objetos personales. Nuestra propia higiene también es importante: llevar un calzado bien ventilado y realizar una buena limpieza y secado de nuestros pies nos ayuda a evitar el pie de atleta. 

Por su facilidad para pasar de un entorno a otro y su resistencia, el pie de atleta es altamente contagioso. Por tanto, es muy probable que una persona infectada transmita el hongo a otras personas en un entorno público. De hecho, 7 de cada 10 personas sufrirán infecciones de hongos en los pies y el 45% tendrá episodios recurrentes durante más de 10 años (1). ¿Qué quiere decir esto? Que en muchas ocasiones, un hongo que se coge y no se trata bien se convierte en un compañero para toda la vida. Y es que el pie de atleta no sólo es muy contagioso, sino también muy recurrente. Si se intenta eliminar con remedios caseros o no se completa el tratamiento farmacéutico, los síntomas pueden remitir, pero el microorganismo permanece en nuestra piel, esperando una nueva oportunidad para reproducirse.  

¿Cómo reconocer el pie de atleta?

Si conocemos los síntomas, podremos identificarlo y tratarlo rápidamente para evitar que se extienda. En las primeras etapas podrás notar rojeces o picor en el pie, sobre todo entre los dedos, que es su hábitat predilecto. Además, puede ir acompañado por descamación en la piel. 

Cuando se va extendiendo, estos síntomas se hacen más evidentes. Pueden aparecer además ampollitas en la planta del pie o entre los dedos, escamas o incluso mal olor. Además, el picor se puede convertir en escozor o dolor. El hongo también puede extenderse a otras partes, como las manos o las uñas. Si han llegado hasta aquí, estas se pueden ver más frágiles, decoloradas, o bien engrosadas y amarillentas, o rotas.  

Cómo tratar el pie de atleta

Si queremos librarnos de los hongos de forma rápida y eficaz, y asegurarnos de que no se extienden más y de que no vuelven, tenemos que realizar un correcto tratamiento. Es importante mencionar que el pie de atleta no se elimina fácilmente, ya que es bastante resistente, y si no se trata, puede avanzar por el pie y a otras áreas, como manos o uñas, e incluso la boca en el caso de niños pequeños.

Los hongos en los pies no solo se contagian con gran facilidad, sino que además, de no ser tratados adecuadamente regresarán produciendo una reinfección. Por eso se recomienda administrar un medicamento para los hongos en los pies en lugar de optar por remedios caseros, en las farmacias podrás encontrar distintas alternativas profesionales para esta condición. Una de las más nuevas es la crema para el pie de atleta Scholmed, de Scholl, que debido a su contenido de Terbinafina combate eficazmente la infección por hongos en los pies en tan solo 7 días. Este producto está indicado para mayores de 18 años y antes de aplicarlo es importante leer las instrucciones y consultar al farmacéutico.

Con un correcto tratamiento del pie de atleta, combinado con las medidas de prevención que hemos explicado, podrás decirle adiós a los hongos para siempre. 

Scholmed es un medicamento de Reckitt Benckiser Healthcare S.A.


Fuente:

(1) A Closer Look At Topicals for Tinea Pedis