Buscar

MUNDIARIO

Haz esto para decorar correctamente una estantería y dar luz a la sala

Al decorar tu casa no hay reglas, pero seguir ciertas proporciones te puede ayudar a plasmar mejor tu visión e incluso mejorarla
Haz esto para decorar correctamente una estantería y dar luz a la sala
libreria vintage
libreria vintage

María Recondo

Colaboradora.

Estos consejos los usan los decoradores e interioristas sobre todo para estanterías, pero además sirve para estantes y vitrinas de todos los tamaños y estilos. Incluso se podrían aplicar prácticamente todas estas claves a otros muebles de almacenaje visibles, como un mueble de jardín, estanterías en el garaje, o hasta un armario vestidor. Se trata de una serie de puntos a tener en cuenta para maximizar las posibilidades del mueble, aprovechando el espacio pero manteniendo una buena estética.

Por lo general, en las estanterías veremos siempre libros. Hay quien tiene una biblioteca entera y quien cuenta con tan solo un par, pero desde luego son el elemento más usado para llenar este tipo de mueble. Un truco es no ponerlos todos en fila vertical, sino juntar tres o cuatro de dimensiones similares y apilarlos, alternando esto con la forma tradicional de colocar los libros para crear distintas formas y volúmenes. Esto puede ser la diferencia entre una estantería abarrotada y antiestética y un mueble bien decorado.

También es muy frecuente guardar papeles, facturas, cuentas y, en resumen, documentos importantes, junto con los libros, y para que no quede mal a la vista, una forma de colocarlos es jugar con qué se ve y qué queda semioculto. Se pueden emplear cajas, cestas… Estos elementos aportan un extra de variedad en la decoración en la estantería y evitan que parezca descuidada. Además, incluir cajas y cestas permite jugar un poco más con las texturas y los colores para hacerla más vistosa.

Una técnica sencilla y perfecta para todo tipo de mueble con el interior visible es la conocida como “regla de los tercios”. Consiste en dividir cada balda en tres partes iguales y dedicar una a libros, otra a decoración y estética, y la última dejarla libre. Esto requerirá adaptación al mueble de cada uno, y también a lo que quiera guardar en él, pues muchas estanterías modulares tienen cuadrículas en vez de baldas. De ser este último el caso, se pensará en la estantería por niveles. Añadir jarrones, esculturas o figuras que aporten volumen y color al mueble es un detalle que cambia su aspecto por completo y aportan mucho dinamismo. Un hogar tiene que ser cálido y personal, reflejar el espíritu de las personas que viven ahí, así que aprovecha elementos que te gusten y te representen. Recuerda que tu casa es para ti, no un escaparate para las visitas.

Así, entre los libros colocados de distintas formas, las cajas, cestas y separadores que incluyamos y estos objetos decorativos, ya tendríamos suficientes elementos para una composición bonita. Lo que convertirá esta estantería en el alma de la estancia será añadir detalles como plantas que le den vida y color, o que, si tu estantería y la habitación tienen solo tonos neutros, se conviertan en el único toque de color para mantener un estilo más minimalista. Pueden ser de cualquier tamaño y forma, siempre quedan bien.

Ya para terminar, podemos pensar en mejorar lo que es la estantería o vitrina en sí. ¿Cómo? Pues personalizando el fondo de esta. Hay algunas, como las formadas por estantes, que tendrán como fondo la pared, y otras que tendrán la parte de atrás del mueble. En cualquiera de los dos casos, se puede forrar esta parte con papel de pared para que los huecos que hemos dejado para que el espacio respire también luzcan. Hay una excepción a esto y son aquellos muebles que sirvan además de como almacenaje y decoración, como divisor entre dos espacios. Para estos, habrá que tener particular cuidado a la hora de planear la disposición de los elementos de modo que resulte atractivo visto desde los dos extremos. Algo que funciona muy bien en estos casos es una pequeña lámpara o luz led que ilumine desde las baldas y sea bonita vista desde todos sus ángulos. Aquí puedes arriesgarte un poco más de nuevo con las formas y texturas para un resultado aún mejor.

Aplicando estos trucos, no habrá un mueble que se te resista. @mundiario