Buscar

MUNDIARIO

¿Te has preguntado alguna vez, cómo hacer un huerto en casa?

Somos lo que comemos y solo labrando la tierra conocemos realmente el valor de cada fruto, mira cómo crear tu propio huerto sin importar dónde vivas.

¿Te has preguntado alguna vez, cómo hacer un huerto en casa?
Mini huerto de plantas aromaticas en un balcón. / Ecologismos
Mini huerto de plantas aromaticas en un balcón. / Ecologismos

No es necesario que seas un agrónomo lleno de experiencia o que cuentes con terrenos inmensos para poder cultivar algo. Empieza en una esquina de casa, en un macetero, una terraza, incluso una simple ventana. Verás cómo poco a poco tu interés crecerá junto con tu experiencia y tu amor por la naturaleza.

Hacer un huerto urbano ecológico puede parecer complicado, hay muchas cosas a considerar y a veces es fácil perderse, ¿Cómo hacer un huerto urbano en casa?, ¿qué plantas se pueden cultivar en una terraza? ¿Qué materiales son imprescindibles?

Respondamos esta y otras preguntas aquí, para ayudarte a cultivar tu propia comida. Es una opción que te ayudará a valorizar lo que comes y el trabajo del agricultor en el campo. A los niños también les gusta mucho la idea ¡lo que sea que incluya jugar con tierra! Imagínate, por primera vez verán a mamá y papá desenfadados con la idea de que se llenen de tierra hasta las orejas, será una experiencia inolvidable para ellos.

Según la FAO (La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) los huertos urbanos pueden ser mucho más productivos y ecológicos que la agricultura tradicional. En un solo metro cuadrado de cultivo puedes llegar a producir 20 kg de comida al año. Así que, un huerto casero ecológico, a parte de ser un hobby divertido y que nos obliga a conectarnos con la naturaleza y relajarnos un poco.

Te presentamos una guía:

¿Cómo hacer un huerto urbano en casa?

Puedes montarlo en macetas, en una mesa o en una pared. Da igual el espacio con el que cuentes, la experiencia que tengas o los cultivos que quieras plantar, para empezar un huerto necesitas estas 4 cosas básicas.

1. Recipientes

Los recipientes donde vamos a plantar son muchos y muy variados, hay desde mesas de cultivo, jardineras y macetas hasta jardines verticales. Escoger uno u otro dependerá de varias cosas: la inversión que quieras realizar, el espacio con el que dispones, el uso que le quieras dar y lo que ya tengas en casa y puedas reutilizar.

Usa Macetas o guacales, cajas de verdura, tupperwaress viejos, ¡incluso zapatos viejos!.Eso sí, deben drenar el agua, es decir deben tener una salida del exceso de agua en la base.

Hacia arriba o hacia los lados

En función del espacio del que dispongas, puedes montar dos tipos de huerto:

Horizontal: con macetas colocadas una al lado de otra, como si se tratara de plantas ornamentales o flores.

Vertical: en distintos pisos. Esta modalidad de huerto, además de ahorrar espacio, te permitirá trabajar con mayor comodidad.

2 Sustrato

El sustrato o tierra es el medio donde se desarrollan las raíces de la planta, de él absorberá sus nutrientes, por eso, una norma básica para unas plantas y un huerto sano empieza en esta elección. No es solo tierra, es una mezcla de arena, piedras, tierra y material en descomposición.

3 Plantas y/o semillas

Puedes plantar todo tipo de hortalizas y verduras, desde lechugas y tomates hasta maíz o pepinos. Todo depende de tu nivel de experiencia y del espacio que dispongas. En esta guía te contaré qué cultivos son mejores para empezar el huerto y qué puedes plantar según la época del año.

Te sorprenderá todo lo que puedes hacer crecer en tan solo un metro cuadrado.

4 Agua

El agua se encarga de “recoger” los nutrientes del suelo y transportarlos a través de las raíces a la planta. Es imprescindible para el buen desarrollo de las plantas. No debe ser agua sucia.

¿Qué se puede plantar en un huerto urbano?

Lo cierto es que en casa puedes plantar lo que quieras, en serio, de verdad, de todo, maíz, tomates, fresas, habas, hasta sandías o melones. Pero alto, que se pueda plantar de todo no quiere decir que debas empezar con todo. De hecho, es mejor empezar con unos pocos cultivos, que sean fáciles y agradecidos, para que poco a poco vayas subiendo el nivel

¿Ahora qué cultivo?

Lo mejor es empezar con cultivos fáciles. Aquellos que no se vean afectados por plagas y que se puedan cultivar todo el año son los mejores.

Puedes también cultivar algunas plantas y flores útiles para hacer té, perfecto para darle un toque extra de beneficios a tu cuerpo.

¿Cómo siembro?

En las guías que te compartimos están incluidas las diferencias. Puedes sembrar en contenedores pequeños o comprar directamente las plántulas en cualquier tienda especializada, para trasplantar tu cultivo al huerto. También puedes germinar tú mismo algunas semillas (de la zanahoria, por ejemplo), o comprar las semillas. En el caso del trasplante, sólo debes cuidar las raíces de la planta y enterrarlas a una buena profundidad, presionando la tierra levemente y proceder a regar.

¿Y el abono?

El abono o composta son nutrientes y minerales. Fósforo, nitrógeno, potasio, magnesio y hierro, entre otros. Estos se hallan naturalmente en la tierra, pero el abono ayudará a tus plantas a crecer más sanas. Pero por lo mismo, sólo debes abonar dos o cuatro veces al año, colocándolo en la superficie de la tierra para que sea absorbido por las raíces. Puedes ocupar casi cualquier material orgánico para hacerlo, desde cáscaras hasta palillos de dientes; solo cuida de no usar restos de carne o huesos.

El regado preciso

Dentro de la horticultura el riego es también un arte. Antes que nada, se recomienda utilizar regadera, pues un chorro directo puede ahogar tu planta, además de que no te permite calcular con precisión. Cada planta tiene sus medidas de riego, pero la mayoría ocupan un riego abundante cada tercer día. No obstante, en verano se recomienda regar a diario, o incluso dos veces al día.

Control de plagas

Dependiendo lo que cultives, tu huerto será proclive a las plagas. Algunas de las plagas más habituales son: los pulgones y las larvas defoliadoras.

Se recomienda utilizar insecticidas naturales contra estas plagas, los cuales te tomará tres minutos hacer. Un rociador con ajo es una opción. O incluso cultivar plantas como el ajenjo, la lavanda, la menta y el laurel que repelen naturalmente a los insectos de tu huerto.

Si ya te ha pillado el gusanillo de la agricultura en casa, pincha aquí y encontrarás una guía detallada donde, paso a paso, tendrás apoyo para montar tu propio huerto.

Esto, y un poco de voluntad, te harán poder tener, por fin, tu propio huerto urbano. Ahora sólo ponte un límite de tiempo para poner manos a la obra y concluir esta importante [email protected]