Cómo hacer que esa hora extra realmente cuente

Mujer escuchando música. Pixabay
Mujer escuchando música. Pixabay

¿Cómo puedes hacer que el tiempo extra se convierta en el momento más útil de la semana? Averigua cómo aprovechar al máximo estos dos últimos meses de 2018.

Cómo hacer que esa hora extra realmente cuente

Comencemos enfocándonos en qué área de tu vida se beneficiaría de una atención más enfocada.

Echa un vistazo a estas categorías y anota lo que llame tu atención:

  1. Descanso y restauración: dormir o tomar una siesta. Tomar un largo baño. Haz algo de meditación, yoga, masajes, acupuntura, oración, reflexión interior, sala de vapor o sauna.

  2. Ejercicio y salud: ¡Aumenta la frecuencia cardíaca! Sal a caminar, juega al tenis o al baloncesto, haz yoga caliente, corre, levanta pesas, salta la cuerda, haz natación o haz una fiesta en tu sala de estar. Si hay una clase de ejercicios en la que has estado pensando, ¡házla! O... crea un inventario de salud: ¿cuándo fue la última vez que fue al médico, dentista, se hizo un examen de la vista, examen de los senos, colonoscopia, etc.? ¿Algún dolor molesto o citas que has estado postergando? Encuentre las brechas y planifica citas en lo que queda de año.

  3. Conectarse con amigos, familiares y seres queridos: ¿Le gustaría profundizar sus conexiones? Pónte en contacto con un viejo amigo o haz una cita con un nuevo amigo. Consigue intimar con tu pareja; intenta algo nuevo. Llama a los miembros de tu familia. ¿Podría ser este el momento indicado para hacer la tarjeta navideña que estabas pensando enviar este año?

  4. Enfoque, claridad y establecimiento de objetivos: si estás deseando cambiar, establecer un mayor enfoque en el lugar al que deseas ir no solo es útil, sino que es esencial. Tómate el tiempo para evaluar dónde estás ahora y qué parte de tu vida te gustaría cambiar.

¿Cuál de estas categorías o actividades) realmente te gustan?, ¿qué se beneficiaría en tu vida los próximos meses?, ¿qué tendría el mayor impacto? No lo pienses demasiado, sólo házlo.

¿Lo tienes? Genial.

Ahora pasa a la fase dos. Tómate un momento y piensa por qué esa categoría tendría el mayor impacto. Responde las siguientes preguntas:

Cuando hago esto,

¿Cuál es mi impacto deseado?

¿Cómo quiero sentirme mientras hago esto?

¿Cómo quiero sentirme después de hacer esto?

¿Por qué este sentimiento es importante para mí?

¿Por qué esta acción es importante para mí?

Entonces, después de completar las fases, hayas identificado y aclarado su acción y por qué es importante, puedes empezar a llevarlo a cabo las semanas restantes de 2018.

Levántate temprano mañana por la mañana (asegurándote de no dormir durante la hora que tengas extra en tu apretada agenda), programa tu alarma para organizarte y completa la acción. Si obtienes el impacto que deseabas (lo cual será así ya que has establecido tus intenciones), pregúntate esto:

¿Cómo puedo hacer que esa sensación, ese impacto, sea parte de las semanas restantes de 2018?

¿Cómo me beneficiará esto a mí y a los que me rodean?

Una vez que te hayas dado cuenta del beneficio y puedas ver su valor, comienza a programar la actividad recomendada (o categoría de actividades) para el resto del año. Y recuerda, estas ideas son solo un punto de inicio. ¡Siéntete libre de crear el tuyo!

La idea es usar tu hora extra en la semana o el fin de semana para lanzarse a un nuevo hábito alimenticio: una vez que des ese primer paso y sientas sus beneficios, será mucho más fácil mantener el hábito.  @mundiario

 

 

Cómo hacer que esa hora extra realmente cuente
Comentarios