Cinco hábitos para acabar con tus problemas de insomnio

Una mujer sin poder dormir. / Mundiario
Una mujer sin poder dormir. / Mundiario

Muchas personas han superado el insomnio siguiendo recomendaciones sencillas. ¡Tú también puedes!

Cinco hábitos para acabar con tus problemas de insomnio

Quienes padecen de insomnio han probado muchas cosas. Es probable que ya hayan comprado antifaces, tapones para los oídos, suplementos, aceites esenciales, baños relajantes, entre otros recursos que, al final, no les han ayudado en nada. Así pueden pasar décadas sin que alcancen un logro significativo en cuanto a la mejora del sueño.

Otras personas han optado por tomar pastillas, pero a las tres de la mañana ya están despiertas, así que estas tampoco son muy efectivas, sobre todo si al día siguiente la rutina es ardua. En estos casos, el no poder dormir se convierte en toda una pesadilla.

La preocupación y el estrés dominan

Cuando la persona no logra dormir bien, por lo general, se encuentra sumida en un círculo de angustia y estrés, lo cual desencadena una respuesta de lucha y de huida que les hace imposible sentirse relajados, debido a que las hormonas que se liberan le mantienen despiertos.

Por fortuna, existen algunos métodos que se pueden poner en práctica para lograr conciliar el sueño y, mejor aún, que este sea reparador y asegure las energías del día siguiente. Todos estos métodos están basados en evidencia científica y académica.


Quizá también te interesa:

Estos alimentos y bebidas te ayudarán a dormir mejor


Consejos para acabar con el insomnio

Entre las sugerencias para acabar con el insomnio, se encuentran las siguientes:

  1. El sueño también incluye lo que se hace en el día: muchas personas dejan el sueño al margen del día, pero, en realidad, se debe prestar atención a las cosas que mantienen despierta a la persona. Pues, el sueño depende de todo lo que se hace en el día. Es por ello que se recomienda tomar “decisiones para dormir” desde el mismo instante en el que la persona se levanta de la cama, y esto incluye lo que se va a comer, cuándo, cuánto, no usar el móvil en la cama, tomar aire y el sol a primera hora, así como dormir en una habitación oscura. Estas son decisiones que afectan la producción de melatonina, la hormona del sueño. Los alimentos que se deben evitar son los altos en calorías, especialmente antes de ir a la cama, para evitar que el cuerpo termine sobreestimulado.
  2. Dejar de decir que se tiene insomnio: muchos se describen como personas con insomnio, pero en realidad la calidad del sueño no tiene por qué ser un sello indeleble; además, las palabras que se usan afectan a las emociones, los sentimientos, la fisiología, e incluso los hábitos y la conducta. Asignarse la etiqueta de “persona con insomnio” hace que sea más difícil conciliar el sueño. En lugar de ello, se puede decir: “Tal vez haya dormido mal en el pasado, pero esta noche dormiré bien”. Esta actitud ayuda a eliminar la angustia de no poder dormir.
  3. Valorar los beneficios de la luz solar: ya que esta ejerce una influencia importante en el ciclo de sueño y vigilia. Si no se recibe suficiente luz del día, el reloj corporal puede quedar en un estado de confusión, pues, esto es un proceso biológico en el que las células fotosensibles de los ojos registran la luz alrededor para sincronizar el reloj corporal con los ritmos circadianos. Salir por la mañana o mirar un rato al cielo puede ayudar a que las células fotosensibles se ajusten a los cambios de luz.
  4. Leer un guión para dormir: algunos guiones están diseñados para dormir, incluso antes de ir a la cama. Estos pueden ayudar, por medio de ciertos pasos, a preparar la mente para dormir.
  5. Cambiar los hábitos: conocer sobre la ciencia del sueño es importante, pues, los hábitos del sueño son tan importantes como otros. El contexto en el que se desarrollan estos hábitos es en el dormitorio, por lo que todo lo que estimule la mente debe salir de ese espacio que es únicamente para desconectar y descansar. @mundiario

 

Cinco hábitos para acabar con tus problemas de insomnio
Comentarios