¿Te gusta el reggae? A tu perro sí

Disco de reggae. / Pixabay
Disco de reggae. / Pixabay

A pesar del gran desembolso económico que supone tener una mascota, son muchas las personas que finalmente deciden compartir su vida con una

¿Te gusta el reggae? A tu perro sí

Un estudio realizado por la Universidad de Glasgow junto con la asociación protectora Scotland's Animal Welfare Charity, revela la importancia que tiene la música en el comportamiento de nuestros perros. En este sentido, la gran mayoría de los estilos musicales ayuda a nuestras mascotas a tener comportamientos y reacciones más positivas, incluso a ser más dóciles.

Sin embargo, el género musical favorito de nuestras mascotas preferidas es el reggae, seguido del rock suave, motown, pop o la música clásica. De hecho, el reggae jamaicano es la música que más les consigue relajar, por encima del pop o la música clásica. Para poder realizar las conclusiones de este estudio, los investigadores decidieron medir la frecuencia cardíaca de diferentes canes, así como observar detenidamente la disminución de sus niveles de estrés.

Por otro lado, cabe destacar que es bastante lógico que a los perros les guste la música. Sobre todo, si tenemos en cuenta que llevan evolucionando con nosotros miles de años. Así lo explica esta noticia recogida por la agencia de noticias Europa Press: “La domesticación de los perros modernos tuvo su origen en un sólo evento sobre una población de lobos grises que ocurrió hace entre 20.000 y 40.000 años. Los perros fueron el primer animal domesticado por los humanos. La investigación publicada en la prestigiosa revista científica Science afirma que las diferencias entre lobos y canes podrían deberse a una mutación genética presente en humanos conocida como hipersociabilidad”.

A día de hoy, según señalan los últimos datos de FEDIAF, APPA, y CEESA: “El cuidado de perros, gatos, peces y aves domésticas mueve una industria de millones de euros que está en plena expansión. Los europeos gastaron en 2014, aproximadamente 30.000 millones de euros en sus mascotas; el 50% del presupuesto estaba destinado a comida, 21,7% accesorios, 20,1% servicios y 8,3% medicinas. De los 288 millones de mascotas que hay actualmente en el viejo continente, 81 millones son perros. El Ministerio de Agricultura calcula que mantener a un perro grande en nuestro país cuesta 817 euros al año. En Estados Unidos o Reino Unido, principales mercados de la industria de las mascotas cuesta el doble”.

A pesar del gran desembolso económico que supone tener una mascota, son muchas las personas que finalmente deciden compartir su vida con una; quizás sea que en la balanza gana todo el amor y cariño que nos ofrecen. Del mismo modo, convivir con un perro o un gato nos ayudará a mejorar nuestra salud, ya que disminuirá nuestra tensión arterial, frecuencia cardíaca, incluso nuestros niveles de estrés.

Por esta razón, es importante no obsesionarse con nuestras mascotas, ya que los jóvenes que no tienen hijos o los padres que sufren el síndrome del nido vacío pueden tender a tratar las mismas como si fueran un bebé. Es decir, está bien que quieras mucho a tu perro y le hagas miles de fotos con tu última cámara analógica; igualmente, es tu decisión si decides difundirlas en todas tus redes sociales. Asimismo, tampoco te vamos a juzgar si vas un paso más allá, y sigues las últimas tendencias de preparar una fiesta de cumpleaños para tu perro con obsequios de una página web como esta. Sin embargo, hay que saber delimitar unos límites como afirma la psicóloga Silvana Garritano para no caer en la dependencia emocional: “Si dejamos de lado a familia y amigos, negándonos por ejemplo a ir a un sitio porque no aceptan nuestras mascotas, podríamos estar hablando de algo enfermizo”.

Así lo explican los responsables del departamento de animales domésticos de la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (Faada): “La humanización extrema de los animales no es beneficiosa ni necesaria. Todo lo que pueda provocar un estrés al animal puede acabar en maltrato. Es un tipo de amor malentendido, ya que el animal tiene derecho a ser un animal, y debe tener su propia vida de gato o de perro”.

De momento, y aunque muchos de nosotros ya sabemos comunicarnos con nuestros perros, según Amazon solo quedan 10 años para que llegue a nuestras vidas un traductor que interpretará los ladridos caninos gracias a su sistema de Inteligencia artificial. Por ahora solo nos queda esperar para ver si será una utopía o una realidad.

¿Te gusta el reggae? A tu perro sí
Comentarios