Buscar

MUNDIARIO

Fumar y otros factores están destruyendo tu memoria

Aunque no lo creas, existen hábitos y actividades que –por inofensivas que parezcan- pueden terminar comprometiendo en gran medida nuestra capacidad de almacenar memorias. Estos son algunos.

Fumar y otros factores están destruyendo tu memoria
Memoria. / RR SS.
Memoria. / RR SS.

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

Aunque no lo creas, existen hábitos y actividades que –por inofensivas que parezcan- pueden estar destruyendo tu memoria.

Estas son algunas:  

> No dormir lo suficiente. Los expertos señalan que la perdida de sueño modifica la expresión de varias cuestiones genéticas que podrían ser importantes para la plasticidad sináptica, entre ellas la neuroplasticidad, es decir, la base de la capacidad del cerebro para controlar la conducta, la memoria y el aprendizaje.

> Ansiedad. Los niveles elevados cortisol, la famosa hormona del estrés, ocasiona que las células del cerebro pierdan la sinapsis (lo que conecta las células cerebrales). Esto, a su vez, dificulta la forma en que se recuperan los recuerdos.

> Menopausia. Investigadores han concluido que los sofocos e insomnio, dos problemas comunes durante la menopausia, pueden contribuir a la pérdida de memoria.

> Fumar. Sí, has leído bien: fumar le hace mal a tu memoria. Estudios han revelado que esta actividad afecta el suministro de sangre al cerebro, lo que provoca lapsos de pérdida de memoria. @mundiario