Frenar el cortisol, la hormona del estrés

Estrés. / Pexels.
Estrés. / Pexels.
Se trata de una voz de alarma: hemos llegado a un punto donde los recursos corporales están al límite y se frena el metabolismo.
Frenar el cortisol, la hormona del estrés

El cuerpo humano es mucho más fuerte de lo que creemos. Las células se dividen en cada momento. Cada día, nacen y se regeneran miles de millones. Además, tenemos un ejército de defensa, dirigido por el sistema inmunológico, que está siempre alerta contra invasores externos e internos.

Todo esto funciona correctamente y en armonía, logrando que nos enfermemos menos, estemos fuertes, nos reproduzcamos y seamos felices. A cambio, el organismo nos pide una alimentación e hidratación adecuadas, y descanso y relajación diarios, para seguir en su labor por una vida sana.

Sin embargo, las ocupaciones de nuestra ajetreada vida, las continuas preocupaciones y tensiones exageradas, sin descanso, con una mala hidratación, hacen que el organismo libere cortisol, la hormona del estrés.

En sí, se trata de una voz de alarma: hemos llegado a un punto donde los recursos corporales están al límite y se frena el metabolismo. Esto hace que se retenga más líquido y sal (sodio) en el cuerpo y se eleve la presión arterial. Entonces, el corazón sufre y se esfuerza más en cada latido.

El cortisol es como una sustancia ácida corrosiva, que oxida los huesos, articulaciones y ligamentos, creando rigidez y enfermedades de tipo reumatológico.

Además, daña la replicación del ADN, provoca que se pierdan aminoácidos y proteínas, y acelera el envejecimiento. Ningún sistema u órgano escapa a su acción oxidante, desde el inmunológico hasta el sexual-reproductivo. Baja el nivel de testosterona y hasta perdemos el deseo sexual.

Todo esto hace que el cortisol, hoy en día, sea nuestro mayor enemigo.

Pero hay soluciones: equilibrar las horas de trabajo y ocio y descanso, meditación y actividades al aire libre, desconectar el celular, aprender a decir "no" y practicar el sexo. Se ha visto en diversos estudios que los valores de cortisol disminuyen considerablemente, después de hacer el amor. Y, por supuesto, el ejercicio físico.

¿Cómo bajar el cortisol?

Podríamos apoyarnos en la suplementación para activar la producción de serotonina y melatonina, que ayuda a combatir el estrés. Así como en suplementos dietéticos para desbloquear el metabolismo y activar la tiroides.

Entre ellos, la ashwagandha, una planta milenaria asiática se ha venido usando con buenos resultados para bajar los niveles de estrés y nivelar el cortisol. También la pasiflora, muy conocida por sus propiedades relajantes y antiespasmódicas (alivia los dolores intestinales y de otras vísceras). Recuerda que cualquier decisión sobre el cambio en tus rutinas, siempre debes consultarla con un médico. @mundiario 

Frenar el cortisol, la hormona del estrés
Comentarios