Si la felicidad realmente existe, ¿qué significa ser feliz?

Una mujer sonriendo./ Christopher Ross en Pixabay.
Una mujer sonriendo./ Christopher Ross en Pixabay.
Una vida feliz no significa una vida sin desafíos, sin problemas, sin tristeza o incluso angustia; en realidad, la vida es el encuentro de todo esto. 
Si la felicidad realmente existe, ¿qué significa ser feliz?

A diferencia de otros animales, que tienen una determinación genética que guía sus comportamientos instintivos de acuerdo con las necesidades del grupo, apuntando a la supervivencia de la especie, los humanos tenemos la capacidad de elegir nuestros comportamientos. Esto se explica por el hecho de que no tenemos una naturaleza humana prefabricada. El ser humano es un proyecto que solo él es capaz de definir.

Así, afortunadamente, no tenemos todas las respuestas dadas a los diversos aspectos que guían la vida y esto nos causa angustia. Para paliar esta angustia, necesitamos darle sentido a nuestras experiencias, creando valores y normas para construir, dentro de esta posibilidad de elección, la vida que queremos para nosotros.
Creo que uno de los factores que genera la temida infelicidad es la alienación del hombre del aspecto social. Aunque los seres humanos necesitan (con) vivir dentro de una colectividad para existir, todavía no han interiorizado completamente los aspectos relevantes de lo que realmente permitiría una vida social en su sentido más amplio y profundo.

Podemos observar esta perspectiva a través del individualismo, los prejuicios y conflictos de todos los sesgos, así como todos los subproductos que el egoísmo y el ego exacerbado pueden generar, alejándonos de la realización de nuestro deseo más profundo y que buscamos constantemente: la felicidad. Esto se debe a que la felicidad no es individualista, es colectiva. Tenemos un concepto equivocado de la felicidad, ya que somos parte del colectivo, consolidándonos en él, ya que todos estamos interconectados.

Otro aspecto importante que obstaculiza nuestra felicidad es que generalmente la posponemos para el futuro, para cuando existan condiciones específicas que garanticen esta perspectiva imaginaria. Pero, ¿cuáles serían exactamente estas condiciones específicas? Sería una ilusión pensar que la felicidad está ligada al condicional "si". Si no somos felices en el aquí y ahora, con los recursos que tenemos y aprendiendo a gestionar todos los matices propios de la vida, el presente se convierte en un vacío existencial y un estado de espera de un futuro que es un espejismo.

Por lo tanto, una vida feliz no significa una vida sin desafíos, sin problemas, sin tristeza o incluso angustia; en realidad, la vida es el encuentro de todo esto. La verdadera felicidad debe basarse en una filosofía de vida que nos sustente en cualquier circunstancia, porque ser feliz es saborear cada momento sin perder la perspectiva de los aspectos "positivos" de la vida, del "lado bueno" de las experiencias, especialmente esta disposición una elección y posicionamiento interno personalizado.

Cuanto más busquemos la felicidad en circunstancias externas, más nos alejaremos de ella

Lo importante es que nuestra felicidad nunca depende de algo externo, porque si es así, este tendrá fecha de caducidad, porque todo se desvanece, las cosas se deslizan entre nuestros dedos.

Nacimos en un contexto sociopolítico y económico prefabricado, donde interiorizamos estos mismos valores, incluido el tema del concepto y la experiencia de la felicidad. El problema con todo esto es que este modelo que nos fue ofrecido e interiorizado no cumplió con su propuesta. En realidad, cuanto más busquemos la felicidad en circunstancias externas, más nos alejaremos de ella. Pero mientras tanto, nos estamos distrayendo con placeres inmediatos y conquistas efímeras, incluso si esto es solo una forma de nutrir nuestro ego frente a tanto caos. @mundiario

Si la felicidad realmente existe, ¿qué significa ser feliz?
Comentarios