Buscar

MUNDIARIO

Según un estudio, este fácil ejercicio beneficia a las personas con demencia

Seguramente no sabías que el Tai Chi reduce los riesgos de caídas para las personas con demencia.
Según un estudio, este fácil ejercicio beneficia a las personas con demencia
Alzheimer-demencia-que-amenaza-1736241
Alzheimer-demencia-que-amenaza-1736241

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

Para los jóvenes caerse puede provocar rasguños menores, sin embargo, a medida que envejecemos, esas caídas inofensivas pueden convertirse en serios problemas de salud. Las personas con demencia tienen el doble de probabilidades de caer que las personas que están cognitivamente intactas y, debido al aumento de la fragilidad con la edad, esas caídas pueden conducir a la muerte. No obstante, investigaciones recientes encontraron que practicar tai chi puede reducir el riesgo de caídas en personas con demencia.

Un estudio publicado recientemente en Clinical Interventions in Aging siguió a un grupo de 85 adultos mayores con demencia que vivían en un hogar comunitario. Los investigadores pidieron a 43 miembros del grupo que reanuden la atención normal, mientras que los otros 42 agregaron tai chi a sus rutinas diarias durante 20 semanas.

El Tai Chi es un ejercicio suave, repetitivo y relajante de mente y cuerpo, según el autor principal del estudio Samuel Nyman. Los movimientos lentos hacen que el tai chi sea un ejercicio fácil y agradable para las poblaciones mayores, por lo que Nyman y los investigadores sintieron que podían agregarlo sin riesgo a las rutinas de las personas mayores. Tenían curiosidad acerca de si el ejercicio adicional mejoraría el equilibrio y reduciría los riesgos de caída en sus participantes.

Después de seis meses, Nyman descubrió que el grupo que practicaba tai chi en clase y en casa tenía menos probabilidades de caer que aquellos que no practicaban. Además de la salud física, practicar tai chi también mejoró la calidad de vida en personas con demencia.

"Disfrutaron asistir a las clases, disfrutaron haciendo el tai chi y conociendo a otras personas en la misma posición que ellos", dijo Nyman. Los cuidadores de personas con demencia pudieron llevar a sus pacientes a clases de tai chi sin mayor estrés, dijo, demostrando que las clases eran beneficiosas y no onerosas.

Curiosamente, los resultados de las pruebas de equilibrio se mantuvieron iguales para los pacientes antes y después de practicar tai chi. Nyman dijo que se necesita hacer más investigación para determinar el vínculo entre el tai chi y las caídas reducidas si el equilibrio no está relacionado.

Si bien los ejercicios como el tai chi y el yoga en silla pueden ser más adecuados para audiencias mayores, hacer ejercicio durante cualquier fase de la vida puede disminuir el riesgo de desarrollar demencia, por lo que no hay mejor momento para comenzar que ahora.   @mundiario