Buscar

MUNDIARIO

Un estudio encuentra una nueva clave para la longevidad

Una pista: tiene que ver con tu intestino. 

Un estudio encuentra una nueva clave para la longevidad
Una pareja de ancianos. / RRSS.
Una pareja de ancianos. / RRSS.

Sara Rada

Periodista.

Tener un intestino sano siempre debe ser una prioridad cuando se trata de problemas relacionados con la salud. Está relacionado con varios problemas como el SII, el asma, los trastornos de la tiroides e incluso la diabetes. Sin embargo, un nuevo estudio nos da otra razón para promover la salud intestinal, y estamos entusiasmados con eso.

Utilizando ratones, un equipo de investigación internacional descubrió un microorganismo específico que vive en el intestino y que puede afectar el proceso de envejecimiento.

Aumento de la neurogénesis en ratones jóvenes

El equipo de investigación pudo extraer y trasplantar los microbios intestinales de ratones de 24 meses en ratones de seis semanas. Los investigadores estudiaron a los ratones más jóvenes para ver cómo los afectaría esta nueva bacteria y descubrieron que era beneficioso. Después de ocho semanas, los ratones jóvenes mostraron un aumento en el crecimiento intestinal y la producción de neuronas en el cerebro, ambos componentes necesarios del envejecimiento saludable.

Los investigadores descubrieron que la razón de este crecimiento se debió al butirato, un ácido graso específico de cadena corta que es producido por los microbios intestinales.

Pero, ¿por qué butirato?

El butirato se produce en el intestino delgado y es responsable de crear una hormona pro-longevidad llamada FGF21. También ayuda con la regulación del intestino y reduce la inflamación. Esta investigación destaca la importancia del ácido graso y muestra cómo los microbios intestinales pueden afectar positivamente el proceso de envejecimiento.

Si bien somos conscientes de la importancia de la salud intestinal, la identificación del butirato como componente crítico es clave, especialmente debido a sus posibles efectos sobre la longevidad. Dario Riccardo Valenzano, dice del estudio: "Estos resultados son emocionantes y plantean varias nuevas preguntas abiertas para la biología del envejecimiento y la investigación de microbiomas".

¿Qué sigue?

Los resultados de este estudio indican una dirección hacia más tratamientos basados ​​en alimentos para retrasar el envejecimiento. El equipo de NTU Singapur planea hacer más investigaciones para probar los efectos de los productos alimenticios que contienen butirato en el envejecimiento y explorar más los alimentos como método de curación.

Según el líder del estudio Sven Peterson, “esta es una observación sorprendente y muy interesante, especialmente porque podemos imitar el efecto neuroestimulador usando solo butirato. Estos resultados nos llevarán a explorar si el butirato podría apoyar reparar y reconstruir en situaciones como accidente cerebrovascular, daño en la columna vertebral y atenuar el envejecimiento acelerado y el deterioro cognitivo".

Siempre es bueno escuchar sobre formas de promover la salud en general, y este descubrimiento lleva a muchas posibilidades de métodos futuros para aumentar la longevidad.    @mundiario