Buscar

¿Qué es la mamografía en 3D para detectar el cáncer?

Más del 90% de los tumores son detectados a tiempo gracias a la mamografía y un 50% por medio de la detección manual. La nueva técnica podría ser hasta un 20% más efectivo que la mamografía común.

¿Qué es la mamografía en 3D para detectar el cáncer?
Cáncer de mama. / Discovery Mujer.
Cáncer de mama. / Discovery Mujer.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. Escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Twitter: @mundiario

1 de cada 8 mujeres sufrirán cáncer. Es un hecho que está comprobado por distintos estudios y que no podemos negar. Los estudios actuales han logrado salvar muchas vidas, el 90% de los tumores son detectados a tiempo gracias a la mamografía y un 50% es detectado gracias a la detección manual. En esto intervienen muchos valores como el hecho de que la población esté informada de cómo deben proceder para poder salvarse antes de que el tumor evolucione y tengan que enfrentarse a tratamientos más invasivos.

Hacerse una mamografía es necesario cuando ya se pasa la barrera de los 30 o si se está embarazada. Los expertos recomiendan acudir a este tipo de exámenes cada dos años sin falta. Según las últimas estadísticas, cada año aumenta la tasa de salvación gracias a la detección temprana del tumor.

La técnica común consiste en penetrar la piel por medio de rayos X para detectar un tumor mamario y extraerlo sin llegar a perder la mama por completo. De aquí se derivan beneficios como salvar la vida del paciente, o que no es un procedimiento incómodo y hay una gran variedad de opciones. Pero tampoco es un método perfecto, ya que en más de una ocasión el tejido puede ocultar el cáncer que se está gestando burlando los controles comunes.

Para poder aumentar las probabilidades de vida de los pacientes, ha llegado la mamografía en 3D, un método que consiste en fusionar la mamografía digital 2D y la tomografía. Esto ayuda a que los expertos pueden visualizar la mama en 3 dimensiones, es decir, tal cual es. La imagen permite que los médicos detecten cualquier anomalía que resulte ajena a la anatomía normal de la mama y visualizar el lugar en dónde está exactamente el tumor con detalles como su tamaño o extensión.

Este nuevo método permite que las mujeres –y algunos hombres- salgan de dudas rápidamente y que puedan sobrevivir con seguridad. @mundiario