Buscar

MUNDIARIO

Esta es la cantidad exacta de agua que debes beber en el verano

Lo hemos escuchado desde que éramos niños: nuestro cuerpo es 60% de agua. La importancia de mantenerse hidratado se introdujo en nuestro cerebro a lo largo de nuestra infancia: en el aula, en el campo de fútbol y en la cancha de baloncesto, y en casa.

Esta es la cantidad exacta de agua que debes beber en el verano
Una chica bebiendo agua. / Pexels.com.
Una chica bebiendo agua. / Pexels.com.

Sara Rada

Periodista.

Como adultos, a veces podemos olvidar lo importante que es el agua para nuestra salud. Solo por mencionar algunas de sus funciones, el agua mantiene nuestra temperatura regulada, protege los tejidos sensibles y nos ayuda a deshacernos de los desechos. Según la Clínica Mayo, incluso una deshidratación leve puede provocar fatiga.

¿Cuánta agua necesitamos (realmente) en el verano?

Durante la mayor parte del año, necesitamos aproximadamente la misma cantidad de agua cada día (la recomendación típica son ocho vasos de 8 onzas), pero ¿cuánto debemos aumentar ese número en el verano caluroso y sudoroso? Si vives en un lugar que se pone caluroso en los meses de junio, julio y agosto, definitivamente estás sudando más agua de lo normal.

Sólo tiene sentido aumentar el consumo de agua para compensar eso, ¿verdad?

Sí, eso sería lo correcto. Ya que estás sudando más en el verano, también estás perdiendo más líquidos más rápido, lo que aumenta tu necesidad de ingesta adicional de agua. La buena noticia es que es más fácil beber más agua en el verano ya que te das cuenta de que tienes sed más rápidamente.

Dicho esto, no es tan simple como beber una tonelada de agua durante los meses de verano y olvidarse de la hidratación durante el invierno. Es importante mantener tu consumo de agua en un nivel constante independientemente del clima. En general, tu consumo de agua debe ser de alrededor de 64 onzas diarias, pero dependiendo de tus niveles de actividad, peso, altura y sexo, podría ser un poco más.

Evita la deshidratación si haces ejercicio en el verano

Aumentar tu ingesta de líquidos en los meses de verano es especialmente importante si estás haciendo ejercicio, pues aumentarías tu ingesta de agua a 100 onzas por día, especialmente si estás teniendo en cuenta al menos una hora de ejercicio sudoroso.

Lo recomendable es beber esta agua adicional antes, durante y después de cualquier actividad física, especialmente si estás al aire libre. Lo mejor es beber alrededor de 20 onzas una o dos horas antes, aproximadamente 10 onzas por cada 10 a 15 minutos de ejercicio afuera y luego otras 16 a 24 onzas después de un entrenamiento para reemplazar el agua que has perdido.

Bonus: ¡No te olvides de los electrolitos!

Si haces ejercicio intenso o por más de una hora, la Clínica Mayo recomienda que consideres una bebida deportiva que reemplaza los electrolitos que pierdes a través de la sudoración. Esto podría tomar la forma de un suplemento. 

Cuando estás deshidratado, pierdes electrolitos esenciales como el potasio, el calcio y el magnesio que son responsables de las funciones vitales del cuerpo y esas son malas noticias para tu salud. Algunos de los primeros signos de deshidratación incluyen piel seca y opaca; ojos secos; orina de color amarillo oscuro; mareos; dolores de cabeza y cólicos.

La buena noticia es que, aunque estamos en la mitad del verano, nunca es demasiado tarde para comenzar a aumentar tu consumo de agua en honor a tu salud.  @mundiario