Errores y adversidades: nadie ni ninguna circunstancia te puede quitar tu valor

Mujer pensativa./ Jerzy Górecki en Pixabay.
Mujer pensativa./ Jerzy Górecki en Pixabay.
Nunca aceptes el lugar o el valor que otros quieren colocar en ti debido a algún error. Tú eres quien lo define.  
Errores y adversidades: nadie ni ninguna circunstancia te puede quitar tu valor

Tienes un valor subjetivo, inconmensurable e infinito, en el sentido de tu historia de vida, que es único, y en consecuencia, la formación y estructuración de ciertas características psicológicas, culturales y genéticas que conforman la persona que eres. En otras palabras: ¡eres único!

Ante algunos hechos o circunstancias adversas en la vida que nos suceden, algunas personas, quizás la mayoría, por su incapacidad para comprender, hacen innumerables juicios sobre nosotros, ya que es un hábito juzgar. 

Situaciones malas, trágicas o inesperadas que surgen cuando tú cometiste errores, sea por irresponsabilidad o falta de preparación  en algún aspecto o no cumpliste con algún propósito que estaba destinado a ti. No lo olvides: todo tiene consecuencias.

Dados los hechos, dado que las personas estan acostumbradas a asignar valor a todo, también queremos darle a las personas un cierto “valor” basado en nuestras propias percepciones, nuestras convenciones, juicios y creencias. 

¿Cómo afrontar la delicada situación?

Comprenda que el valor que tenemos nunca se nos quita, incluso si suceden cosas malas en nuestras vidas.
Todos estamos en un proceso de aprendizaje continuo y se espera que ocurran errores para todos, todos podemos caer.

Si ha fallado en algún momento, este es el momento de revisar su vida, reconocer el error y repararlo. Aprende a pedir perdón y sobre todo a perdonarte a ti mismo también.

¿Y cuando no es posible corregir el error?

En este caso, lo que nos queda es el aprendizaje que nos da la experiencia, y lo más importante: no volver a cometer el mismo error. No cometa el mismo error dos veces, ya que no se trata de aprender dos veces, sino de sufrir dos veces. Mucho más que eso: está haciendo sufrir también a los demás, ya que siempre hay alguien involucrado, aunque sea indirectamente. 

Lo que no puedes ni debes mantener es una postura de autocompasión, de víctima. Comprenda que es responsable de su vida y de las consecuencias de sus acciones. ¡Así que toma las riendas de tu vida y crea una historia diferente ahora!

Nunca aceptes el lugar o el valor que otros quieren colocar en ti debido a algún error. Tú eres quien lo define. Cada persona tiene infinitas posibilidades, preciosos recursos internos que se desconocen y necesitan ser desarrollados. Utilice sus habilidades y talentos para el bien y la paz. Cada uno de nosotros es un ser especial. ¡Has nacido para ser prospero y feliz! @mundiario

Errores y adversidades: nadie ni ninguna circunstancia te puede quitar tu valor
Comentarios