Encontrar pareja por internet: una tendencia del siglo XXI

Pareja. / TL
Pareja. / TL

Hablar con gente a través de medios electrónicos puede hacer querer mostrar una personalidad diferente a la propia, solo para evitar posibles rechazos. La realidad es que lo único que puede generar esto es pérdida de tiempo.

Encontrar pareja por internet: una tendencia del siglo XXI

Parejas enamoradas caminando de la mano por la calle, familias con hijos felices, abuelos juntos sentados en el parque, y lo único que pensás es: “¿por qué no me pasa a mí? ¿Qué puedo hacer para encontrar pareja gratis?”. Parece que las formas de conocer el amor fueron modificándose con el tiempo, ya que ahora el amor sólo tiene una barrera: la virtual. Cada vez más personas usan sitios que ayudan a conocer gente online como loventine.com.

 

¿Encontrar pareja gratis en Internet?

Las páginas para hallar a la media naranja, al igual que las redes sociales, pueden ser excelentes recursos para conocer personas por fuera de tu ámbito familiar, y así poder encontrar pareja gratis.

A pesar de que aún existe cierto resquemor a conocer gente por los medios digitales, hoy en día la mayor parte de nuestras relaciones se realiza a través de internet. Así es como la web es una excelente posibilidad de empezar a vincularse con nuevas personas y, si hay química a través de las pantallas de nuestros celulares o nuestras computadoras, probar llevar esa relación a un ámbito real.

El buscar pareja gratis en internet hace que empieces a descubrir un nuevo mundo. Pero aunque no lo creas, el mundo es un pañuelo, por lo que incluso puede suceder que esta nueva persona ya conozca a alguien de tu entorno, a pesar de que no se conocieran entre sí. ¿Nunca conociste alguna pareja que se haya encontrado por internet, y al final tenían amigos en común?

Lo más importante: ser uno mismo

Hablar con gente a través de medios electrónicos puede hacer querer mostrar una personalidad diferente a la propia, solo para evitar posibles rechazos. La realidad es que lo único que puede generar esto es pérdida de tiempo. ¿Por qué? Porque el mostrarle al mundo a alguien que no se es en realidad no puede sostenerse, y llegará un momento en que la máscara se caerá y se va a mostrar la verdadera personalidad.

¿Qué tiene de malo ser uno mismo? El mostrarse tal como se es, con todas tus cosas buenas y malas, hace que las conversaciones sean más francas. También hace que  la persona que se encuentra del otro lado no sólo pueda conocer al otro de verdad, sino que hasta incluso le interese y llegue a enamorarse.

Siempre hay que creer que la persona ideal para uno existe, ese alguien que quiera estar con uno hasta en los momentos más controversiales… Para eso hay que mostrar todas las aristas de la personalidad y dejar que el otro las conozca y las acepte.

¿Qué pasa si a esa persona no le gusta la forma de ser del otro? Nada. Sencillamente no era la persona indicada, y hay que seguir permitiéndose conocer gente nueva hasta hallar a la pareja ideal.

Pareja bailando en el bosque. / TL

Pareja bailando en el bosque. / TL

 

No apresurarse

Una de las reglas de oro para que una relación no se quede sólo en un encuentro furtivo es controlar la ansiedad.

Muchas veces, cuando uno está empezando a conocer a alguien se empieza a idear un futuro juntos. Ideamos convivencia, viajes, formar familia. Si bien a muchos les encanta esta ilusión, a otros les aterra pensar en el futuro, y sólo el hablar de eso en las primeras citas puede generar que toda la buena química que tenían mágicamente desaparezca.

Es importante tener en cuenta que, antes de empezar a conversar sobre el futuro de una relación es mejor que la pareja esté consolidada. Por esto, lo ideal es dejar que fluya la relación, que tome su propia forma… y si es la persona indicada para uno, no preocuparse porque las charlas sobre el futuro vendrán sin que se llamen.

Pareja en la playa. / TL

Pareja en la playa. / TL

 

Un tropezón no es caída

¡Por fin se está hablando con una persona que realmente genera interés! Te sentís radiante, confiás en que es tu pareja ideal… pero de repente su relación se enfría. De chatear todos los días a toda hora pasaron a casi no hablar, dejaron de organizar salidas, no tienen temas de conversación… la relación llegó a una meseta y no sabés qué hacer.

Todas las relaciones van cambiando a lo largo del tiempo, pasando de una etapa de enamoramiento rápido donde quieren pasar cada momento juntos a un estado estable pero continuo. Ya dejan de ser el “juguete nuevo” uno del otro, pero esto no es un tema para preocuparse, ya que es una etapa común de las relaciones humanas.

Ahora bien, si se siente que la relación en vez de afianzarse va cayendo en picada, es momento de que juntos analicen la situación y decidan qué hacer. Aquí es fundamental dejar de pensar en “quiero estar en pareja”, y sí pensar en cómo se siente uno con esa pareja. Si la respuesta a este análisis es que quieren seguir juntos, perfecto; pero si alguno de los dos (o ambos) opinan diferente, es momento de continuar por separado.

Si la situación llega a ser la segunda hay que en cuenta que: ¡no es el fin del mundo! Es mejor cortar una relación que no llegue a ningún lado a mantenerla por miedo a la soledad, arriesgándose a perder la oportunidad de conocer a otras personas. La realidad es que sí hay muchos peces en el mar: sólo hay que encontrar cuál es el ideal para uno.

Por último, lo único que no hay que perder al querer encontrar pareja es la esperanza. La búsqueda es arriesgada, pero una vez que se encuentra al amor, todo valió la pena.

 

Encontrar pareja por internet: una tendencia del siglo XXI
Comentarios