Buscar

MUNDIARIO

¿Dolor en las rodillas? Prueba estos 3 remedios naturales

Existen remedios caseros ideales para tratar está dolencia, siempre que no se trate de una lesión o golpe que presente gravedad. Lejos de tomar tés o comer dientes de ajo en ayunas, te ofrecemos otras soluciones más... efectivas.

¿Dolor en las rodillas? Prueba estos 3 remedios naturales
Dolor de rodillas. / RRSS.
Dolor de rodillas. / RRSS.

El dolor de las rodillas es una de las molestias más comunes. Aún cuando nunca hayas sufrido alguna lesión o fractura, esta afirmación es un hecho. Y esto se debe, en gran parte, a que no existe una causa única. Algunas de las más recurrentes son la artritis, tendinitis y bursitis, aunque la dolencia puede ser provocada por una lesión de menisco, esguince, rotura de ligamentos o la acumulación de líquidos

Con esto no queremos decir que te olvides de los tratamientos médicos para tratar estos daños graves. De hecho, los remedios que te presentaremos a continuación son ideales cuando el dolor está relacionado con la edad, una mala postura o bien, algún golpe o lesión que no presente gravedad. Lejos de tomar tés o comer ajo en ayunas, te ofrecemos unas soluciones más... efectivas.

1) Aloe vera: esta poderosa planta medicinal tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a aliviar estos dolores. De acuerdo al portal Borinquennatural, lo primero que debes hacer es trocear una penca de aloe vera y luego batirla en la licuadora junto con cáscara de naranja y una tacita de miel, hasta obtener una pasta homogénea. Puedes aplicártela todas las noches sobre las rodillas y dejarla secar unos 30 minutos. Retira con agua fresca.

2) Aceite de oliva: al igual que el aloe vera, el aceite de oliva es un poderoso antiinflamatorio, ideal para combatir el dolor de rodillas. Para este remedio, basta con que calentar un poco de este ingrediente y aplicarlo sobre las zonas afectadas con suaves masajes circulares. Puedes repetir el tratamiento hasta 2 veces al día.

3) Frío y caliente: este es uno de los remedios más utilizados para calmar los dolores. La aplicación de compresas frías, por un lado, ayuda a tratar los esguinces y desgarros leves de los ligamentos; la de compresas calientes, en tanto, alivia dolores relacionados con enfermedades como la artritis. Así, pues, este remedio es, básicamente, alternar compresas calientes y fríos durante espacios de 15 minutos. El cambio de temperatura estimulará la circulación y suavizará la dolencia. @mundiario