Buscar

MUNDIARIO

Dime de qué color es tu orina y te diré qué problema de salud podrías tener

Seguramente has escuchado que el color “normal” o “saludable” de tu orina debe estar entre el amarillo pálido y dorado. Pero… ¿qué pasa si la tonalidad varía? Te lo contamos.
Dime de qué color es tu orina y te diré qué problema de salud podrías tener
Orina. / RR SS
Orina. / RR SS

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

De acuerdo con estudios, la orina está compuesta principalmente por agua, sal y sustancias químicas llamadas urea y ácido úrico, por lo que su color “normal” o “saludable” va de amarillo pálido a dorado. Pero… ¿qué pasa si la tonalidad varía?

Presta atención:

> Transparente. Significa que probablemente has estado tomando mucha agua y estás más que hidratado. Pero tranquilo: es normal que la orina salga sin color alguno. 

> Amarillo pálido. Es sinónimo de que estás bien hidratado y sano.

> Amarillo oscuro. No es un indicio de enfermedad, pero tu cuerpo podría estar avisándote que necesitas ingerir un poco más de agua.

> Ámbar o color miel. Es una señal de deshidratación, por lo que es preciso ingerir más líquidos de inmediato.

> Marrón. Aquí es cuando debemos comenzar a preocuparnos: este color puede ser un signo de enfermedad hepática o deshidratación grave. 

> Naranja. En ocasiones se produce tras el consumo de algún colorante alimentario. De no ser así, el tono podría significar una deshidratación potencial, problemas con el hígado o con los conductos biliares.

> Azul o verde. Ocurre igual que en el caso anterior, y también como un efecto secundario de alguna medicación. Pero cuidado: también puede ser un signo de infección bacteriana o una enfermedad genética rara. 

> Rosa o rojo. Solo es normal si has estado consumiendo remolacha, arándanos o algún otro fruto rojo. Si no es así: acude al médico de inmediato. 

> Espumosa. Podrías estar frente a un exceso de proteínas o un indicativo de problemas renales.

> Otros colores. Si una vez descartados los tonos por efecto de colorantes alimentarios, medicamentos, laxantes o quimioterapia, continúan apareciendo colores extraños en tu orina, por favor no pierdas más tiempo: ¡consulta con un especialista! @mundiario