Buscar
loading...

Descubre por qué permanecer sentado mucho tiempo es malo para tu cerebro

De una forma leve podría causarte dolores de cabeza constantes, pero si esto continúa, puede que tu salud mental se vea en riesgo.

Descubre por qué permanecer sentado mucho tiempo es malo para tu cerebro
Mujer trabajando. / Pexels.
Mujer trabajando. / Pexels.

Firma

Claudia Silver

Claudia Silver

La autora, CLAUDIA SILVER, es analista de tendencias y de moda. Escribe para Sociedad en @mundiario

Un nuevo estudio publicado en la revista especializada Journal of Applied Physiology, explica las razones de por qué permanecer sentado durante mucho tiempo es realmente malo para tu cerebro. La investigación fue realizada por expertos de la Universidad de John Moores de Liverpool, Inglaterra, desde donde lograron demostrar que al estar sentados por muchas horas, el flujo de la sangre hacía el cerebro puede volverse muy lento, algo que podría incidir de forma muy negativa en la salud mental de las personas a largo plazo.

El flujo sanguíneo que recorre nuestro cuerpo es uno de los procesos internos naturales que realiza el organismo de forma automática. Aunque poca veces se toma en cuenta, lo cierto es que es esencial para la vida gracias a que, entre tantas cosas, es el encargado de llenar de oxígeno y nutrientes nuestras células cerebrales. Para el cerebro, el flujo constante de la sangre es esencial para cuestiones como la memoria o las habilidades cognitivas. Estudios anteriores ya habían demostrado que la recaída leve del flujo cerebral concordaba con la irrupción de la memoria o la falta de pensamientos claros. Otros estudios dejan saber que los declives a largo plazo del flujo sanguíneo pueden causar enfermedades neurodegenerativas.

Hasta ahora se desconocía que estar sentado por varias horas puede causar la disminución del flujo de la sangre hasta el cerebro, algo que podría ser perjudicial cuando lo hacemos muy seguido y que podemos evitar al procurar levantarnos y caminar por unos minutos antes de regresar a nuestra posición inicial. Este problema por ahora no es muy notorio, pero cada día, son más las personas que trabajan frente a un escritorio y oxigenan menos su cerebro. @mundiario