Descubre cómo preparar exfoliantes caseros para el rostro

Una mujer frente al espejo limpia su rostro. / Freepik.
Una mujer frente al espejo limpia su rostro. / Freepik.

La exfoliación es un paso importante en la rutina de belleza, pues ayuda a que la piel luzca tersa y radiante. ​

Descubre cómo preparar exfoliantes caseros para el rostro

La exfoliación mantiene el cutis saludable. Hay exfoliantes caseros que cumplen las mismas funciones que los que se encuentran en el mercado, y son mucho más económicos. La exfoliación facial es importante, ya que ayuda a eliminar todas las células muertas que se han acumulado y proporciona brillo y suavidad al cutis.


También te puede interesar:

3 remedios caseros para tener una piel radiante


Exfoliantes caseros

Se debe considerar, antes que todo, que las pieles secas solo necesitan una exfoliación suave por semana; las pieles grasas, requieren dos exfoliaciones por semana y las pieles sensibles, una vez cada quince días.

  • Exfoliante con azúcar y aceite: una buena opción de aceite es el de oliva o de coco, ya que son muy hidratantes, y ayudan a que el rostro luzca lleno de vitalidad. Se deben colocar dos cucharadas de azúcar y una de aceite de oliva extra virgen o de coco; se mezclan y se aplican sobre el rostro con movimientos ascendentes y circulares.
  • Exfoliante de avena y leche: este cereal ayuda a limpiar a profundidad, ya que absorbe toda la suciedad acumulada. Se requieren tres cucharadas de avena en copos y un cuarto de taza de leche. Se mezcla la avena con la leche, se deja un momento en reposo para que los copos se hidraten. Se aplica en el rostro y se deja actuar por quince minutos.
  • Exfoliante de miel: este producto es muy usado en el mundo de la estética porque ayuda a eliminar toxinas. La mascarilla se prepara con una cucharada de miel, dos almendras molidas y una cucharada de jugo de limón. Se mezclan, se aplican con suavidad y se deja actuar por quince minutos. Luego se remueve con agua limpia.
  • Mascarilla exfoliante con zanahoria: este ingrediente ayuda a producir colágeno y mantiene la piel con suavidad y luminosidad. Es ideal para pieles maduras. Todo lo que se necesita es una zanahoria y un poco de crema hidratante facial. La zanahoria se limpia, se hace trozos y se licúa. Luego se mezcla con la crema y se aplica por quince minutos.
  • Exfoliante con arcilla: este ingrediente limpia la piel y favorece la regeneración, eliminando el acné y las inflamaciones. Solo se necesitan dos cucharadas de arcilla y tres de agua mineral. Se mezcla, se crea una pasta. Se aplica y se retira. @isbe_inspira en @mundiario

 

Descubre cómo preparar exfoliantes caseros para el rostro
Comentarios