Buscar

MUNDIARIO

¿Qué cuenta como sexo? Probablemente sea mucho más de lo que crees

¿Por qué deberíamos dejar de enfocarnos tanto en la relación sexual?

¿Qué cuenta como sexo? Probablemente sea mucho más de lo que crees
Sexo. / Young Scot.
Sexo. / Young Scot.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

En los últimos meses, han surgido muchas investigaciones que muestran que los jóvenes no tienen tanto sexo como las generaciones anteriores. Muchas personas interpretan esta tendencia como una indicación de que las personas no se conectan entre sí tanto como lo hicieron en décadas anteriores, pero un gran problema con muchos de estos estudios es su definición de la palabra "sexo".

El barómetro estándar de si el sexo sucede es si hay un hombre con un pene insertándolo en la vagina de una mujer, lo cual no es exacto.

El coito (es decir, la inserción de un pene en una vagina) no es sexo. Bueno, lo es, pero no es el único sexo que existe. Es un acto que es parte de un paraguas más grande de "sexo" y hay mucho sexo que sucede que no involucra relaciones sexuales en absoluto.

Todo acto sexual es sexo

Es todo, desde la masturbación hasta la estimulación manual, el cunnilingus, el juego de los senos, lamer el pezón, el sexo oral, todo. El sexo es todo lo que hacemos sexualmente entre nosotros, involucrando cualquier acto que nos haga sentir placer sexual y que perseguimos con ese propósito explícito.

Es hora de que dejemos de referirnos al "coito" como sexo y comencemos a tener una mejor comprensión de lo que constituye el sexo. Al colocar todos nuestros huevos en la canasta de relaciones sexuales, no solo estamos dejando fuera a las personas en relaciones distintas a las heterosexuales, también nos estamos robando orgasmos mejores y más frecuentes.

La falsa jerarquía del sexo

Cuando afirmamos que el coito es sexo, automáticamente colocamos todos los demás actos sexuales debajo de él. El coito se convierte en "el gran espectáculo" y el "evento principal" de una experiencia sexual. Todos los demás actos sexuales, como el sexo oral, el sexo anal y el sexo de la mano, se consideran "menos que" o "no del todo sexo". Esto pone a casi todos en desventaja sexual.

Para las personas con cuerpo femenino, ignora completamente el clítoris, un órgano sexual crucial que es fundamental para el orgasmo femenino. Casi todas las mujeres requieren estimulación externa del clítoris para experimentar el orgasmo. Esto rara vez, si acaso, sucede durante el coito sin una mano, un juguete o una lengua involucrados en conjunto. Sin embargo, llamamos "juego previo" al sexo oral y al sexo de la mano, lo que significa que es lo que precede al "gran espectáculo". Para agregar combustible al fuego, también es ampliamente considerado como opcional, lo que proporciona otro efecto perjudicial sobre la mujer sexualmente.

El término "juego previo" impone una jerarquía de género desigual: un orgasmo femenino es secundario a un orgasmo masculino. En el sexo entre hombres y mujeres, definir el sexo como "coito" hace que los orgasmos femeninos sean una idea de último momento.

Para las personas con cuerpo masculino, agrega una tonelada de presión para "actuar". Cuando el "sexo" está pensado para que todo se trate de una persona con un pene capaz de introducirlo en una vagina, las erecciones duras que duran mucho tiempo se vuelven vitales para ser una pareja satisfactoria en la cama. ¿Qué pasa si tiendes al orgasmo rápidamente de la penetración?, ¿qué pasa si tienes un pene pequeño? De repente eres un amante mediocre.

Esto prepara el escenario para los sentimientos de insuficiencia, ansiedad de rendimiento y malestar general en torno al sexo, pero estas narrativas negativas se basan en una imagen incompleta de lo que realmente es el sexo, después de todo, un hombre con un pene más pequeño que puede usar su lengua, sus manos o un juguete está mucho mejor equipado para entregar orgasmos que uno con cero habilidades y un pene enorme.

Y, por supuesto, para las parejas del mismo sexo, las relaciones sexuales pueden no estar en la mesa. ¿Qué es el sexo si no hay P en la V en el juego? Deja a las personas del mismo sexo completamente fuera de la ecuación.

¿De dónde viene este error?

Gran parte de la confusión proviene de programas de educación sexual inadecuados, muchos de los cuales refuerzan estereotipos cansados, normas de género y narrativas acerca de que el sexo es inherentemente "sucio" o "malo".

Incluso muchos más programas de educación sexual se enfocan principalmente en la prevención del embarazo y la prevención de las ITS mediante el uso de condones, lo que refuerza que "sexo" significa "relaciones sexuales" y sería difícil encontrar muchos programas de educación sexual que realmente hablen sobre el placer sexual, lo que podría permitir definiciones más amplias de sexo. Todo esto en conjunto significa que el único sexo que hemos escuchado en un entorno académico es el coito heterosexual.

Además, parte de nuestra tenaz adherencia a hacer del coito la definición de sexo está al servicio del mito de la virginidad. La sociedad quiere mantener una definición clara de lo que hace que una persona sea "virgen".

La virginidad es simplemente un constructo social que creamos hace mucho tiempo, basado en la idea de que el sexo es inherentemente vergonzoso. Se usó para diferenciar entre las personas "puras" que no han tenido relaciones sexuales y las personas "sucias" que lo han hecho, y hoy en día muchas culturas conservadoras de todo el mundo aún aceptan esta dicotomía dañina y falsa.

El sexo es parte de la experiencia humana. Todas las personas nacen con sexualidad, es tan normal y natural como comer y dormir. Al poner énfasis en la virginidad, nos hace sentirnos avergonzados e incómodos con nuestros cuerpos y sentimientos.

Ampliando la definición de "sexo"

¿Los resultados de la investigación sobre las tendencias de la actividad sexual se verían diferentes si preguntáramos específicamente sobre otros actos sexuales que no sean las relaciones heterosexuales? Es posible. Después de todo, si nuestro temor es que las personas se conecten, ¿no deberíamos reconocer que una pareja que se da placer mutuamente a través del oral solo regularmente está tan conectada como una pareja que tiene relaciones sexuales con regularidad?

Todos se benefician de la nueva comprensión de lo que hace el sexo. Cuando reconocemos todos los actos sexuales como parte de un hermoso mosaico de expresiones sexuales humanas, abrimos nuevas vías para la educación, la exploración y la capacidad de asegurar un futuro menos vergonzoso para las generaciones más jóvenes.  @mundiario