¿Cuántas veces has soñado con hacer un trío?

Trío en Crónicas Vampíricas.
Trío en Crónicas Vampíricas.

Te explicamos cómo llevar a cabo una de las fantasías más comunes en hombres y mujeres.

¿Cuántas veces has soñado con hacer un trío?

El sexo es una actividad de la que todos disfrutamos, tanto por el placer que nos reporta como por los beneficios físicos y psicológicos que su práctica nos aporta. Sin embargo, pese a la liberación sexual que hemos vivido los últimos años, muchas personas aún mantienen en secreto sus fantasías sexuales. De hecho, son muchas las parejas que sufren estos síntomas, olvidándose que la comunicación es un paso más hacia la excitación. Precisamente, una de las fantasías más recurrentes en hombres y mujeres es practicar tríos, ya sea en el formato que sea, así que, ¿por qué no hablarlo con tu pareja y atreveros a dar el paso?

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de hacer un trío es dejar claras las condiciones con tu pareja. Aunque algunas personas crean que esto del ménage à trois es tan fácil como contactar con una persona y llevársela a la cama, la realidad es más compleja. Es importante saber en qué punto de la relación estáis y dejar claro hasta dónde estáis dispuestos a llegar en la relación sexual. En esta primera fase también debes buscar a la persona adecuada que os acompañará a ti y a tu pareja en esta nueva aventura sexual. Más de uno cree que es buena idea practicar un trío con una persona de confianza cuando lo cierto es que puede suponer un desgaste de la amistad. Una buena idea sería probar con expertas o con personas que ya hayan hecho tríos antes. Encuentra la escort para ti en Barcelona o usa una de las muchas apps para conocer gente que se encuentran disponibles en el mercado.

Una vez que ya está todo hablado, es el momento de prepararos para la acción. En esta fase debes olvidar todo lo que la industria del cine para adultos te ha contado sobre los tríos. Aunque creas que todo surgirá de forma natural, lo más probable es que tanto tú como tu pareja estéis nerviosos. Lo más básico es, por supuesto, relajaros y dejaros llevar, disfrutar de esa experiencia que estáis viviendo juntos.

Pero, por si no todo fluye como esperáis, existen ciertas posturas sexuales que son ideales para que un trío sea satisfactorio para todos. Lo primero es lo primero. Para calentar el terreno está la “cadena de margaritas”, una posición en la que todos los participantes del trío reciben y dan sexo oral. Después, se puede pasar a “los tres voyeur”, en la que dos personas (idealmente tú y tu pareja) comienzan a tener sexo mientras que la tercera persona observa y se masturba. Y, a partir de aquí, ya todo es jugar, combinando el sexo oral con la penetración, alternar entre tu pareja y la persona que se une a vosotros, excitar y estimular vosotros ese nuevo cuerpo que ahora está a vuestra disposición. En definitiva, una vez que ya se ha roto la barrera de la vergüenza y el miedo, es momento de disfrutar.

Eso sí, a la hora de practicar sexo con alguien que no forma parte de la pareja es importante extremar las precauciones en cuestión de salud sexual. Lo importante es pasarlo bien, sí, pero sin asumir riesgos. 

¿Cuántas veces has soñado con hacer un trío?
Comentarios