Buscar

MUNDIARIO

El consumo moderado de cerveza ayuda a prevenir el envejecimiento

Estudios recientes han revelado que esta bebida funciona como un agente antioxidante que puede combatir las enfermedades neurodegenerativas.

El consumo moderado de cerveza ayuda a prevenir el envejecimiento
Cerveza. / CuidatePlus.com
Cerveza. / CuidatePlus.com

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

El consumo moderado de cerveza ayuda a prevenir el envejecimiento. Así lo ha dejado claro un reciente estudio promovido por el Centro de Información Cerveza y Salud (CICS), y desarrollado con la intención de dar luz sobre los grandes beneficios que una dosis justa de esta bebida alcohólica puede tener en la salud del ser humano.  

El análisis, expuesto en Sevilla durante la presentación de la Monografía científica del V Simposio Internacional de la Cerveza, en la Consejería de Agricultura, detalla que entre las múltiples propiedades que posee la cerveza se debe destacar su función como agente antioxidante en la prevención del envejecimiento y de las enfermedades neurodegenerativas.

Pero no solo eso. Los expertos han defendido que además de combatir las consecuencias de la vejez, esta poderosa bebida puede llegar a tener efectos protectores sobre los vasos sanguíneos y el corazón. “A nivel cardíaco, estudios transcriptómicos nos indican, en un modelo experimental de infarto, que el consumo regular y moderado de cerveza tradicional podría modular la expresión de genes cardioprotectores en la zona de miocardio dañado”, ha explicado la doctora Gema Vilahur, del Instituto Catalán de Ciencias Cardiovasculares.

Asimismo, en el evento, organizado con el objetivo de compartir el conocimiento en torno a la cerveza desde un punto de vista científico, social y cultural, ha llamado especialmente la atención otro descubrimiento. Se trata de aquel en el que se aborda el efecto del silicio en las enzimas antioxidantes y marcadores inflamatorios cerebrales. En ese sentido, la profesora y doctora María José González Muñoz, catedrática de Toxicología de la Universidad de Alcalá de Henares, subraya que “la cerveza sin alcohol podría contrarrestar los efectos neurodegenerativos inducidos por el aluminio”.  @mundiario