Buscar

MUNDIARIO

¿Ya conoces los usos medicinales de la vaselina?

Esta pomada se mezcla con facilidad con otros ingredientes, permitiéndonos así elaborar remedios muy económicos y, lo mejor de todo, completamente naturales.

¿Ya conoces los usos medicinales de la vaselina?
Vaselina. / RRSS.
Vaselina. / RRSS.

Gracias a sus múltiples usos para la tareas domésticas e incluso la medicina natural, la vaselina es uno de los productos más versátiles que podemos encontrar en el mercado. Aunque no lo creas, esa pomada incolora, muy recomendada como hidratante natural, es rica en vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes que pueden ayudar a combatir afecciones cutáneas y algunas dolencias.

Por si fuera poco, la vaselina se mezcla con facilidad con otros ingredientes, permitiéndonos así elaborar remedios muy económicos y, lo mejor de todo, completamente naturales. ¿Ya conoces los usos medicinales de la vaselina? Te presentamos los 3 principales.

1) Para las quemaduras solares: en un recipiente, mezcla dos cucharadas de vaselina y una de aceite de oliva y utilízala, tres o cuatro días después de sufrir alguna quemadura, como crema hidratante para regenerar la piel afectada.

2) Para la dermatitis: como ya mencionamos, la vaselina es muy recomendada como hidratante natural, ya que, además de atrapar la humedad, no produce efectos indeseados en la piel. En este caso, la pomada te ayudará a ablandar esas costras duras que se forman a causa de este problema cutáneo.

Para este remedio, mezcla dos cucharadas de vaselina con otra de aceite de almendras hasta tanto obtengas una crema homogénea. A continuación, frota un poco de ungüento sobre las costras y deja que se absorba sin enjuagar. Puedes repetir su uso hasta dos veces al día.

3) Para las contusiones: de acuerdo con el portal Mejor con Salud, este remedio ayuda a mejorar la circulación sanguínea para, así, acelerar el proceso de recuperación de las contusiones. Para ello, vierte 5 cucharadas de vaselina en un recipiente resistente al calor y ponla a derretir al baño de María. Luego, añade dos cucharadas de hojas de consuelda picadas, baja el fuego y mezcla durante diez minutos.

A continuación, retira el producto de la fuente de calor y deja que repose de cinco a diez minutos. Finalmente, utiliza un paño de algodón para filtrar la mezcla y colócala en un frasco de cristal. Para su aplicación, frota un poco de ungüento sobre la zona afectada y realiza suaves masajes hasta que se absorba bien. @mundiario