Conoce algunos remedios caseros para aliviar la tendinitis

Tendinitis. / RRSS.
Tendinitis. / RRSS.

La tendinitis suele darse por una sobrecarga muscular, aunque los cambios naturales del envejecimiento e incluso algunas enfermedades pueden ser factores a tener en cuenta.

Conoce algunos remedios caseros para aliviar la tendinitis

Como bien lo indica su nombre, la tendinitis se produce por la inflamación de un tendón, que no es otra cosa que la estructura fibrosa que une el músculo con el hueso. Cuando hablamos de esta condición, nos referimos a una patología crónica que generalmente está acompañada de rigidez y que, a largo plazo, puede llegar a ocasionar la degeneración de los tejidos, además de dificultar el movimiento y generar fuertes dolores.

Respecto a su aparición, la tendinitis suele darse por una sobrecarga muscular, aunque los cambios naturales del envejecimiento e incluso algunas enfermedades pueden ser factores a tener en cuenta. Por lo general, la tendinitis suele tratarse a base de fármacos analgésicos y antiinflamatorios, aunque existen remedios de origen natural que pueden ayudar a aliviar los síntomas. El portal Mejor con Salud destaca algunos de ellos.

1) Aloe vera: puedes aprovechar el efecto calmante y antiinflamatorio del gel de aloe vera para utilizar esta planta como complemento del tratamiento de esta patología. Para ello, sólo debes tomar una abundante cantidad de pulpa de aloe vera y frotarla suavemente sobre las articulaciones doloridas,. Deja que el gel actúe durante unos 30 minutos y retira con agua fría. Puedes aplicarlo hasta 3 veces al día.

2) Baño de agua tibia: una excelente terapia para elevar la temperatura del cuerpo y así, estimular la circulación hacia la zona dolorida. Para este remedio, prepara la tina con suficiente agua (si gustas, puedes agregarle algún aceite esencial para darle un toque relajante) y sumerge tu cuerpo durante 20 minutos.

3) Cúrcuma: este ingrediente tiene un poderoso efecto calmante y antiinflamatorio, que ayuda a controlar de forma efectiva la tendinitis. En este caso, no se trata de consumir la especie, sino más bien de utilizarla a través de compresas. Para ello, calienta media litro de agua y agrégale un par de cucharadas de cúrcuma en polvo, y cuando esté a una temperatura soportable, aplícala sobre el área afectada con la ayuda de un paño. Deja que actúe durante unos 15 minutos y retíralo. @mundiario

Conoce algunos remedios caseros para aliviar la tendinitis
Comentarios