Buscar

MUNDIARIO

Cómo solo 2 minutos de meditación plena al día pueden mejorar tu vida sexual

¿Qué pasaría si la la meditación pudiera ser la clave para experimentar el verdadero placer? ¡Aquí te contamos!

Cómo solo 2 minutos de meditación plena al día pueden mejorar tu vida sexual
Pareja sexy. @Dr_SueJohnson.
Pareja sexy. @Dr_SueJohnson.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

La atención plena se ha convertido en un tema de moda en el tema del bienestar. Y con razón, ¡es algo muy poderoso! Es, en esencia, presencia. Escuchamos sobre la meditación o atención plena para ayudar con el estrés y la ansiedad. Aprendemos que puede ayudar a nuestra salud y optimizar los patrones de alimentación.

Pero ¿qué pasa con nuestras vidas sexuales?, ¿qué pasaría si la atención plena pudiera ser la clave para experimentar un placer real? 

La atención plena en nuestros cuerpos

Estar presente es 100% necesario para sentirte sensual. Es así como te das cuenta de lo que te excita, ya sea el toque de un amante mientras te rozan en el camino para lavar la ropa, o la sensación de una brisa cálida en tu cara, o un pensamiento loco que aparece en tu cabeza. Tus sentidos pueden despertarse y prestar atención a cosas que quizás no hayas notado, y sucede algo hermoso: despiertas aún más a tu cuerpo y tu corazón puede seguirlo.

Un estudio realizado en 2011 en la Universidad de Brown midió lo que sucedió cuando las mujeres practicaron meditación de atención plena durante 12 semanas: la práctica mejoró su tiempo de respuesta sexual (es decir, la rapidez con la que se encendieron), amplificó esa excitación y también abordó con eficacia las "barreras psicológicas para la salud y el funcionamiento sexual". Las mujeres también vieron mejores puntuaciones en la atención, el juicio propio y los síntomas de ansiedad; todo lo que sabemos es clave para disfrutar de un encuentro sexual en el momento.

Estar presente en nuestros cuerpos nos permite sintonizar con lo que estamos experimentando y la atención es una gran parte de la satisfacción sexual. La mayoría de nosotros puede pensar en experiencias en las que estuvimos tan comprometidos con la interacción sexual o sensual que teníamos que toda nuestra atención estaba centrada en ese momento. A veces ese ingrediente de la presencia puede ser la clave para permitirnos dejar ir las sensaciones en nuestros cuerpos.

Atención plena en nuestras relaciones

En la danza de la intimidad, el concepto de llevar la atención plena a las relaciones es un tema valioso a considerar. Cuando te involucras en una actividad sexual con alguien, tu fuerza vital vital se mezcla con la de ellos. Cuando es correcto, este es un intercambio de energía natural y positivo. Sin embargo, o bien debes conocer a alguien bastante bien para saber que tu campo es saludable y que quieres unirte de esta manera, o tu intuición tiene que estar muy segura y fuerte de que es saludable y de que está mejorando tu bienestar para explorar la intimidad con esta persona.

Llevar la atención plena a tus relaciones simplemente significa cultivar una mayor conciencia de con quién nos relacionamos íntimamente y lo que buscamos compartir con ellos, y luego tomar decisiones que se alinean con esos deseos. Ten en cuenta que las endorfinas nos hacen querer más endorfinas, lo que se traduce en querer un contacto más íntimo y sexual. Son parte de la estrategia de la naturaleza para que podamos propagar la especie. Estos químicos pueden convertirse en un recurso para el placer; simplemente necesitan ser manejados con conciencia.

Entonces, ¿cómo puedes sentirte verdaderamente presente de manera consciente?

Esta pregunta la hacen personas de todos los ámbitos de la vida, de todas las edades, en todo tipo de formas. Simplemente comienza por lo básico. Prueba este simple ejercicio de atención plena de dos minutos para devolverle la atención a tu cuerpo. Con el tiempo, puede ayudarte a desarrollar no solo la atención física, sino también la atención emocional.

- Con las palmas de las manos, comienza en la planta de los pies y frota enérgicamente, subiendo las piernas y el cuerpo, y repite en voz alta o en tu mente: "Estoy aquí ahora. Estoy presente". Y solo siente lo que es estar completamente en tu cuerpo, realmente trae tu conciencia a esa experiencia.

- Ahora trata de llevar tu conciencia consciente a tus pies. 

- Hazlo esto con tus pies y piernas.

- Luego siéntete presente en tus pies a través de tu torso, llevando tu conciencia hasta las puntas de tus dedos.

- A continuación, frota desde los pies hasta la parte superior de la cabeza: todo el cuerpo.

- ¿Puedes sentir todo tu cuerpo simultáneamente? Sentirás esta conciencia como una pulsación o un hormigueo.

¿Qué pasa si entraste en ese lugar presente, profundamente consciente, y luego exploraste lo sensual, ya sea solo o con un compañero amoroso en el mismo estado de conciencia?, ¿sería todo más rico y más intenso?, ¿experimentarías sensaciones y placer de una manera nueva?, ¿se sentiría alimentada tu alma al saber que estás viendo tu carácter sagrado, y si un compañero está involucrado? Mmm… es muy probable que sí.  @mundiario